El Corte Inglés estudia gestionar hoteles directamente

Uno de los centros comerciales de El Corte Inglés, durante las rebajas de verano. /EFE

El Corte Inglés trabaja ahora mismo en rediseñar toda su estrategia en el sector hotelero. Los grandes almacenes ultiman la venta del 50% que tiene de la marca Ayre con la intención de apostar por la enseña Only You y desarrollar establecimientos propios con una nueva marca.

De este modo, la compañía presidida por Marta Álvarez se desharía de cinco de los seis hoteles que tiene junto con la familia Matutes en la marca Ayre. El comprador sería el grupo francés Eurazeo, que cotiza en el Euronext parisino, informó Expansión. Los establecimientos que entrarían en la operación serían el Ayre Gran Hotel Colón de Madrid, el Ayre Hotel Gran Vía de Barcelona, el Ayre Hotel Córdoba y el Ayre Hotel Ramiro I y el Ayre Hotel Alfonso II, ambos en Oviedo.

No trascendió la cifra sobre la que se moverá la venta, pero se repartirá entre El Corte Inglés y la familia Matutes. Sin embargo, los fondos obtenidos se utilizarán para reinvertirlos en el sector hotelero, una vez la venta del 8% de su capital y el 50,01% de su filial aseguradora a Mutua Madrileña han aliviado las tensiones de deuda existentes.

Para empezar, piensa en reforzar la alianza con Palladium existente en la marca Only You Hotels, de una gama superior a los hoteles Ayre. Only You está especializado en establecimientos boutique de cuatro estrellas ubicados en el centro de las capitales.

Ahora mismo, Only You cuenta con dos hoteles en Madrid, otro en Valencia y un cuarto en Málaga. La intención es transformar el Ayre Hotel Sevilla en un establecimiento Only You, pues no entrará en la operación con Eurazeo y sufrirá una ambiciosa reforma para adaptarse a los nuevos estándares de calidad.

El Corte Inglés comienza con su plan en Madrid

Con cinco alojamientos, el plan seguirá con la apertura en las principales ciudades españolas.

Sin embargo, El Corte Inglés tiene un segundo proyecto en marcha: aterrizar en la gestión hotelera en solitario. La compañía podría promover y gestionar hoteles propios al 100% por primera vez. Es decir, sin recurrir a un socio en el sector.

El Corte Inglés crearía una nueva marca y aprovecharía la cartera inmobiliaria con la que cuenta. Su intención sería atacar el segmento de las cuatro estrellas. El primero de los establecimientos sería un edificio que el grupo tiene en la calle Conde de Peñalver, que sería el primer punto de la estrategia.

Avatar