El Corte Inglés pisa el acelerador en seguros

El número de gestiones diarias asignadas a cada trabajador de los departamentos de seguros aumenta a 12 y, en el caso de Seguros el Corte Inglés, los trabajadores deberán retener un mínimo de 35 clientes en su cartera

En la imagen, vista del centro comercial El Corte Inglés de Campo de las Naciones, en Madrid. EFE/Chema Angullo

El Corte Inglés se vuelca con su departamento de venta y gestión de seguros a través de una consolidación del sistema de incentivos para los trabajadores de estas áreas, así como un aumento de las operaciones y gestiones diarias a asumir por cada trabajador.

Según ha explicado la compañía en un comunicado interno, en el caso de la correduría de seguros de el Corte Inglés (CESS), el número de gestiones diarias asignadas a cada trabajador aumenta a 12, o lo que es lo mismo, 264 cada mes, un objetivo que comparte cada trabajador del departamento de Seguros el Corte Inglés (SECI).

A su vez, estos últimos verán aumentado el mínimo de pólizas a retener en sus carteras de clientes, que pasará de las 29 actuales a 35.

“Para vendedores, se realizará un reparto diario del total de gestiones no generándose bote pendiente de asignar y dando la posibilidad de mejorar los resultados sin estar topados por un límite debido a que se tendrán en cuenta para el cálculo las 12 diarias solicitadas”, detalla el grupo.

De esta manera, explican, “se equiparán las comisiones al resto de responsables de la red comercial y se adapta el mínimo mensual por venta propia y trimestral por venta de equipo“, a la vez que detallan que el sistema de incentivos no se verá influido negativamente, sino que experimentará avances como una mayor agilización de la gestión, la correspondencia y un “impulso al sistema de retribución de leads a venta directa con el fin de compensar de una forma más potente el pase de gestiones”.

Además, El Corte Inglés ha considerado que, debido a la situación pandémica que ha obligado a la implantación del teletrabajo, la compañía puede usar esa experiencia a modo de prueba para, una vez superada la crisis sanitaria, mantener dicha fórmula si se observan ventajas tanto para la empresa como para los trabajadores.

Avatar