El informe de la CNMV: Currás orquestó el falseamiento contable de Dia y KPMG lo sabía

El patrimonio neto de la compañía era un 20% inferior al hecho público por la empresa, señaló el regulador bursátil en las pruebas remitidas al juez

El ex consejero delegado de DIA, Ricardo Currás.

Un año después de haber formulado el informe que desmontó las prácticas de Ricardo Currás al frente de los supermercados Dia, el director de informes financieros de la CNMV compareció ante la Audiencia Nacional para reafirmar sus conclusiones: Currás fue el responsable del falseamiento contable de la compañía y los auditores de KPMG no actuaron conforme a lo que se esperaba de ellos. Eduardo Manso puso cifras a la manipulación: el patrimonio neto real era un 20% inferior y el Ebitda un 5% más pequeño.

Citado como testigo por el juez Alejandro Abascal, el perito de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) señaló además que la cotizada española nunca explicó el porqué no atendió a las denuncias internas de manipulación contable de los ejercicios 2016 y 2017. La reacción solamente llegó cuando el regulador inició sus propias investigaciones.

Las pesquisas comenzaron en agosto de 2018 y no terminaron hasta noviembre de 2019, cuando se presentó un informe basado en sus propias averiguaciones y el forensic encargado por la empresa a Ernst & Young (EY). El dossier fue objeto de debate esta semana en la Audiencia Nacional, en la última tanda de comparecencias fijadas por el magistrado.

Economía Digital tuvo acceso al documento en el que se desgranan las presuntas prácticas fraudulentas por la cúpula que encabezaba Ricardo Currás, entonces consejero delegado de la firma. Tras la elaboración del texto, el regulador optó por incoar un expediente administrativo por infracción "muy grave" contra la cadena de supermercados.

La investigación de la CNMV llegó a dos grandes conclusiones. La primera: Dia envió “información financiera no veraz y que omitía datos relevantes” para certificar “el patrimonio neto, la situación financiera y el resultado del ejercicio”. La segunda: existen “indicios de disconformidad” en las auditorías de KPMG al haber aprobado las cuentas sin ninguna salvedad.

Afectación contable DIA 17 16
El impacto de las modificaciones contables de DIA en sus ingresos y reservas, según el informe de la CNMV.

Como se detalla en el cuadro superior, la CNMV desgrana en su informe las prácticas irregulares detectadas tanto en España como en Brasil. El método más utilizado para reducir el gasto era el de aplicar descuentos a los proveedores en los últimos meses del ejercicio que se reembolsaban en enero. Así se reducía la factura de las mercancías.

"En enero de 2018, durante el cierre contable del ejercicio 2017, siguiendo las instrucciones del consejero delegado (Ricardo Currás), el director de compras de Dia ordenó la directora de Red Libra –una sociedad compartida con Eroski— la negociación con una serie de proveedores de unos descuentos adicionales en 2017 que les serían compensados con un incremento de los precios de un 15%, pero a partir del 1 de enero de 2018", ejemplifica el documento.

Los investigadores alertan que la práctica era conocida por KPMG. Tal y como explicó Economía Digital el domingo, la auditora revisó específicamente algunos de los contratos afectados por esta actuación y no levantó la voz de alarma. "Algunos de esos proveedores fueron seleccionados por KPMG en el transcurso de la auditoría de 2017 para su verificación", señala el informe.

No era el único truco que se aplicaba en la relación con los proveedores. La cotizada eliminaba del pasivo y del capítulo de gastos las facturas pendientes de pagar para regularizarlas solamente más adelante, cuando a ella le interesase contablemente. "Era una práctica histórica en Dia […] el importe a regularizar lo decidía el consejero delegado", disparan los peritos.

"La práctica era instruida por el consejero delegado (Currás)", disparan desde la CNMV

El retraso no se producía solo en el momento de la contabilidad, también en el pago de facturas correspondientes a bienes de equipo. Así se incrementaba la liquidez. "La práctica era instruida por el consejero delegado y conocida por la dirección comercial y financiera", insisten.

Otro movimiento que señala directamente a la cúpula es la nula provisión de los bonos que debían percibir los altos directivos. La remuneración, si bien se cobra en el ejercicio posterior (2018) obedece al desempeño del año previo (2017), por lo que debe anotarse como provisión en el apartado de gastos de personal. Gracias a la irregularidad, lograban que la partida disminuyera artificialmente.

Precisamente sobre el bono de Currás; su número dos, Amando Sánchez Falcón, y el resto de la antigua cúpula de Dia se discute en la Audiencia Nacional. El motivo de fondo de su imputación es haber engordado los números de la firma en 51,8 millones para cobrar las variables que percibían en función del Ebitda de la cotizada.

Las irregularidades de Dia en Brasil

La manipulación contable se producía también al otro lado del Atlántico. En la filial brasileña, la CNMV denuncia que en 2017 se produjeron cargos ficticios a proveedores. En un primer momento se optó por contabilizar descuentos ficticios, que luego se aplicaron a los suministradores sin haberse acordado, con el consecuente aluvión de reclamaciones.

"Se hizo por orden del director ejecutivo de Dia Brasil, Freddy Wu, y con el conocimiento del consejero delegado en el país, Antonio Coto", señala el regulador.

Por otro lado, también se anotaron en los libros ventas inexistentes presuntamente realizadas a mayoristas y no se contabilizaron los gastos indirectos una vez superaban el dato presupuestado.

Ante tal abanico de prácticas, la CNMV se hace eco de la opinión de EY en el forensic realizado por encargo de la propia Dia. Según la consultora, los descuentos aplicados a proveedores en los últimos meses del año, la manera de contabilizar las facturas pendientes de recibir, las ventas irregulares y la provisión del bonus son prácticas fraudulentas. El resto serían "errores ocasionados por un inadecuado corte de operaciones o interpretaciones contables".

así afecto a las cifras

Así afectaron las modificaciones de Currás a las cuentas de Dia.

El patrimonio neto de Dia era un 20% inferior

Con el abanico de prácticas irregulares, Currás logró mostrar al mercado la cotizada que quería y no la que realmente era. Al cierre de la campaña de 2017, el patrimonio neto real de la cadena supermercados era un 19,97% inferior mientras que el Ebitda caía un 5,53% al aplicarse las correcciones necesarias. "A estos factores cuantitativos hay que sumar los factores cualitativos, consistentes en prácticas irregulares intencionadas con la finalidad de presentar una imagen sesgada de la entidad", añade la CNMV.

Una vez el regulador bursátil tuvo indicios de la manipulación, la empresa se vio obligada a reconocer el falseamiento a través de varios Hechos Relevantes, enviados entre octubre y diciembre de 2018. Las comunicaciones provocaron un desplome del valor de la cotizada en bolsa, con pérdidas millonarias para sus accionistas.

Según la CNMV, la Comisión de Auditoría es también responsable del falseamiento contable en Dia

Además, la CNMV no obvia el papel de la Comisión de Auditoría, encabezada por el posteriormente consejero delegado Borja de la Cierva. A su parecer, ni supervisó que se aplicasen los principios contables recogidos en la ley, ni atendió a las denuncias internas recibidas ni avisó de que no se provisionaban los bonos de la directiva.

Para rematar el informe, la propia administración elabora un listado de los directivos que, a su parecer, son responsables del falseamiento. Lo encabezan Currás y Sánchez Falcón. Les siguen Juan Cubillo, director ejecutivo de compras; Luis Martínez, director de compras de Dia España; Antonio Arnanz, director financiero de Dia; Antonio Coto, consejero ejecutivo de Dia Latinoamérica; y Freddy Wu, director ejecutivo de Dia Brasil.

También pone bajo la lupa a todos los integrantes de la Comisión de Auditoría. El comité estaba compuesto por De la Cierva, Richard Golding, Juan María Nin, María Luisa Garaña y Julián Díaz.

El 19 de diciembre de 2019, el comité ejecutivo de la CNMV optó por incoar un expediente administrativo sancionador por infracción "muy grave" contra la cotizada, Currás, cuatro altos directivos y toda la Comisión de Auditoría por haber proporcionada información con datos "inexactos o no veraces".