Endesa sube el precio de las recargas de coches eléctricos en plena crisis energética

Las grandes eléctricas cogen posiciones ante el boom del vehículo eléctrico que llegará en los próximos años

Endesa

El actual escenario energético ha llevado a Endesa a reformular sus tarifas de movilidad eléctrica con un doble objetivo. El primero, lógicamente, adecuar el aumento de costes mayoristas de la electricidad con los servicios que ofrece; y, en segundo lugar, conseguir que un mayor número de usuarios se pase a las tarifas mensuales para conseguir fidelizar a más clientes. 

En concreto, la división especializada de la compañía en esta materia, Endesa X Way, subirá el precio de los puntos de recarga ultrarrápidos, mientras que las demás tarifas, por el momento, se mantiene con el precio actual. 

En una comunicación remitida a los clientes de movilidad eléctrica, desde Endesa advierten de que a partir del próximo 25 de agosto algunas tarifas de pago por uso ‘A tu ritmo’ serán más caras. Así, las cargas normales tendrán un coste de 0,35 €/kWh; las de hasta 60 kW, pasarán a tener un coste de 0,40 €/kWh; y ahora hay una subida de 5 céntimos para las cargas de hasta 350 kW, que pasarán a costar 0,45 €/kWh

De igual modo, Endesa recuerda -y esta es la clave- que aquellos usuarios que usen las fórmulas mensuales no tendrán ningún tipo de cambio en sus tarifas. Este tipo de servicios tienen un coste fijo al mes, algo que por norma general es más beneficioso para las compañías, puesto que genera unos ingresos recurrentes y de forma continua. 

En este caso el protagonismo es para la App JuicePass, que tiene dos tarifas mensuales a un precio de 9,99€ por 35kwh, con los que se puede recorrer unos 200 km; o 49,99€ por 200 kWh (unos 1.200 km de autonomía). 

Endesa se adecúa al contexto 

Esta subida proyectada para los cargadores con potencia nominal superior a los 60 kW está enmarcada en un contexto donde los precios mayoristas de la electricidad siguen sin dar tregua pese a las medidas que ha tomado el Gobierno de España, como el mecanismo ibérico que topa los precios del gas. 

Ante este contexto, habrá que determinar cómo va acoplando Endesa este servicio de movilidad eléctrica frente a un mercado que se exhibe con gran volatilidad mes tras mes. Y es que la compañía que dirige José Bogas quiere centrarse en ampliar la infraestructura de carga de vehículos eléctricos para satisfacer las necesidades del mercado de la movilidad eléctrica, un mercado que no para de crecer. Y, al mismo tiempo, continuar desarrollando tecnologías avanzadas de recarga de vehículo eléctrico y soluciones flexibles para mejorar la experiencia del cliente, tanto consumidores particulares, como empresas, ciudades y administraciones públicas.  

Si hablamos de cargadores de acceso público, Endesa X Way ha logrado desde 2019, no solo la red de recarga más extensa de nuestro país, con más de 3.200 puntos de recarga instalados, sino que también es la más potente: el 40% de los cargadores son de más 50 kW, frente a una media del parque de puntos de recarga instalados en España del 15%, según explican desde la eléctrica

De hecho, en 2021 Endesa X Way comenzó la instalación de cargadores ultrarrápidos de 150 y 350 kW, que actualmente es la mayor potencia de carga para vehículos y que son más asimilables al tiempo que a día de hoy uno puede llegar a invertir repostando en una estación de servicio. 

La red construida por Endesa X Way en nuestro país ha sido posible gracias al compromiso y la visión compartida con cerca de 900 socios con los que ha llegado a un acuerdo para instalar cargadores allá donde la necesitan los usuarios, teniendo en cuenta todos los hábitos de uso y, por tanto, escogiendo muy bien las potencias de carga, y con el objetivo de que no tengan que modificar en exceso sus hábitos. 

Raúl Masa