ERE de Caixabank: los sindicatos calculan que se aceptarán un 70% de solicitudes

El banco tiene hasta el 20 de septiembre para comunicar quién podrá salir por el ERE atendiendo a criterios de edad y cupos por provincias

Caixabank recibió 8.246 solicitudes de trabajadores para salir del banco con las condiciones pactadas en el ERE. El plazo de adhesiones voluntarias acabó el 30 de julio, durante el mes de agosto se han estado estudiando y se comunicará como tarde el 20 de septiembre cuantas de ellas han sido aceptadas. 

El banco tiene previsto celebrar una nueva comisión de seguimiento y reunirse con los sindicatos la próxima semana para detallar estas cifras, pero la representación laboral ya ha hecho sus cuentas. 

Los mismos indican que un 70% de ellas serán aceptadas porque cumplen todos los requisitos, tanto el criterio de edad como el cupo por provincia. Hay que recordar que la entidad estableció unos criterios de prelación. Entre ellos, un máximo de 1.750 salidas para el colectivo de entre 54 y 55 años, y de 750 para el grupo de entre 52 y 53 años.

También se pactó el protocolo que define el orden de salidas. En primer lugar se tendrán en cuenta a los mayores de 56 años que entran dentro del colectivo A. Después al colectivo C; seguidos por el resto del colectivo A (los de 54 y 55 años) y finalmente al colectivo B..

En concreto, unas 5.970 personas de las 8.246 que se apuntaron, podrían recibir luz verde del banco para la primera ronda de salidas. No quiere decir que el resto de solicitudes sean rechazadas, explican fuentes sindicales. El banco debe ajustar las bajas al número pactado (6.452 empleados), lo que implica que casi 1.800 solicitudes no puedan ser atendidas. 

Pero también tiene que estudiar los traslados, ya que los trabajadores tienen hasta el día 15 de este mes para solicitarlo. Para equilibrar estos desajustes habrá una nueva fase de adhesiones voluntarias durante el último trimestre del año.

Además, habrá varias ventanas de salidas. Esperan que el banco comunique a final de mes los empleados que se van en noviembre y que anuncien más adelante los que se van en enero. El personal de servicios centrales y parte del de la red de oficinas estarán dentro de la primera oleada. 

La representación laboral cuenta con que el grueso de salidas se produzca entre enero y marzo, aunque las mismas pueden producirse hasta diciembre de 2022. Esta reestructuración de plantilla, que se ha llevado a cabo tras la fusión con Bankia, reducirá en un 12% la plantilla del banco.

Cristina Hidalgo