Escala la tensión por el ERE de BBVA: la plantilla convoca paros y una huelga el 2 de junio

Más de 6.500 personas se han movilizado este lunes frente a la sede del banco en 17 ciudades para protestar por el despidos colectivo

Los trabajadores de BBVA harán paros parciales el martes 25 de mayo y el lunes 31, el del primer día durará una hora (entre las 9 y las 10 de la mañana) y el del segundo día, dos horas, hasta las 11. El plato fuerte llegará el miércoles 2 de junio, porque los empleados de entidad irán a huelga.

Los paros parciales y la huelga se suman a las dos movilizaciones que han hecho los trabajadores del banco en los últimos días para protestar por el ERE y las condiciones económicas que el banco ha planteado.

Después de un mes de negociaciones, BBVA ha planteado 350 reubicaciones dentro del grupo de las 3.800 salidas planteadas inicialmente, sin embargo, los sindicatos consideran que la rebaja es insuficiente.

De la misma forma, protestan por las condiciones económicas que el banco que preside Carlos Torres planteó en unas de las reuniones. En concreto, que los mayores de 63 años recibirán una indemnización de 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 meses. Los de 58 a 62 años, con una antigüedad mínima de 15 años, una renta temporal del 65% de su sueldo anual hasta los 63 años, descontando la prestación por desempleo.

En el caso de los trabajadores de entre 56 y 57 años, también con una antigüedad de al menos 15 años, será del 60% de sueldo anual, descontando también el paro. Y para el resto de la plantilla, el banco propuso el pago de 27 días por año trabajado, hasta un máximo de 18 mensualidades.

El sindicato mayoritario, CCOO, ha lanzado una circular informando a toda la plantilla de la convocatoria de huelga en vistas de que las condiciones no mejorarán en los próximos días y ni el número de salidas se reducirá. “La plantilla está muy enfadada y una gran mayoría quiere acudir a la huelga” explican fuentes sindicales.

Fuentes cercanas a la entidad señalan que seguirán abordando las reuniones “con actitud dialogante” y la intención de llegar a un acuerdo. Además, no descartan que en las próximas reuniones se acerquen posturas.   

En este sentido, los representantes sindicales destacan que “tendrían que cambiar muchos las cosas” para que finalmente se desconvocara la huelga. Este martes 18 y el jueves 20 se celebrarán dos nuevas reuniones entre el banco y la RLT. Se trata de dos citas claves pues en ellas entregaran la propuesta de mejora el ERE, tanto de condiciones como de cifras. Exigen que la principal vía de salidas sean las prejubilaciones, con mejores condiciones y un mayor tramo de edades, e insisten en que no haya medidas traumáticas. 

El pasado 10 de mayo todos los sindicatos del banco se organizaron y movilizaron a más de 6.000 personas que se concentraron ante la sede principal del banco en 21 ciudades españolas para protestar por el ERE. Los mismos anunciaron que volverían a movilizarse este lunes 17 de mayo, y ampliaron el número de ciudades movilizadas a 17. En este último encuentro han reunido de nuevo 6.500 personas, según los datos aportados por los sindicatos. En ciudades gallegas como A Coruña, Ourense, Vigo y Santiago de Compostela se llevarán a cabo este miércoles 19, porque hoy es festivo.

El Gobierno avisa por carta de que deben negociar

El Ministerio de Trabajo avisó el pasado viernes por carta a Caixabank y BBVA de que deben negociar la reducción de despidos después de casi un mes de reuniones con los sindicatos desde que anunciaron el ERE. El banco que preside José Ignacio Goirigolzarri anunció el número de salidas el 20 de abril y el de Carlos Torres el 22, entre los dos prevén recortar más de 12.000 empleos y de momento solo han anunciado que recolocarán a 850 entre los dos.

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, comentó que su departamento ha enviado estas cartas a los dos bancos para advertirles de que “no es tiempo de despidos”. Al tiempo que recordaba que antes de formular un despido tienen que plantear medidas alternativas y también, que la autoridad laboral debe velar por la efectividad del periodo de consultas.

En la carta, Trabajo destacó la obligatoriedad de ambas entidades de debatir medidas dirigidas a evitar o reducir los despidos colectivos y requiere formalmente el desarrollo de un periodo de consultas que sea “estrictamente respetuoso” con las formalidades y, en especial, con la normativa aplicable.

Los dos ERE están en una fase decisiva, porque la dirección de ambos bancos quiere cerrar las negociaciones antes de que acabe el primer semestre del año.

Cristina Hidalgo