Ferrovial inaugura este martes una autopista de 3.600 millones en EEUU

La compañía inaugurará el 29 de noviembre la autopista I-66, una de las mayores iniciativas llevadas a cabo mediante colaboración público-privada en Estados Unidos

Ferrovial

Ferrovial inaugurará el próximo 29 de noviembre la autopista I-66, una de las mayores iniciativas llevadas a cabo mediante colaboración público-privada en Estados Unidos y que con una inversión de más de 3.600 millones de euros (3.700 millones de dólares), transforma una arteria crítica del norte de Virginia.

Ferrovial es el socio mayoritario de esta iniciativa, cuya obra ha comprendido el diseño y construcción de los 35 kilómetros que se extienden a lo largo del corredor de la I-66 entre la Ruta 29, en las proximidades de Gainesville, y la circunvalación de Washington D.C., la I-495, en el Condado de Fairfax.

El proyecto, licitado por el Departamento de Transporte de Virginia, se adjudicó en noviembre de 2016 al consorcio formado por Ferrovial, a través de su filial Cintra, y el fondo francés de infraestructuras Meridiam. Sin embargo, en septiembre de 2021, Ferrovial anunció la adquisición de un paquete adicional del 5,704% de la sociedad concesionaria de la I-66 por unos 159 millones, una operación que le permitió elevar al 55,7 % su peso en el proyecto.

El consejero delegado de Ferrovial, Ignacio Madridejos Fernandez. Fuente: Ferrovial.

Adicionalmente, la compañía asumió el compromiso de realizar inyecciones de capital adicionales hasta la finalización de la construcción de la I-66, que estaba fijada para finales de 2022.

La autopista, cuya concesión se prolongará por un periodo de cincuenta años, consta de dos carriles de peaje dinámico («managed lanes») y tres libres por sentido, lo que permite aumentar la capacidad de la vía y mejorar la movilidad en esta zona de EE.UU.

Apuesta por norteamérica

Norteamérica es el mayor mercado por volumen de ingresos para Ferrovial, donde aterrizó en 1999 de la mano de la autopista canadiense 407 ETR. Desde entonces, la compañía se ha convertido en uno de los mayores inversores españoles en la región y cuenta con activos en Nueva York, Texas, Virginia, Florida y Carolina del Norte. Actualmente, está presente a través de su división de Aeropuertos, de Construcción y de Autopistas.

En concreto, en el negocio de autopistas de Texas participa en la North Tarrant Express (NTE); en la autopista LBJ Express ubicada en Dallas y se encargó de la construcción y ampliación de la NTE 35W. Ya en Carolina del Norte, cuenta con la autopista I-7. Además, en el ámbito aeroportuario, participa en el consorcio diseñado para construir y operar la nueva terminal del Aeropuerto Internacional JFK de Nueva York.

También está promoviendo en Florida, junto con Lilium, compañía desarrolladora de un avión eléctrico de despegue y aterrizaje vertical, una red de 10 vertipuertos. Entre los proyectos en la región destaca también una línea de metro en Toronto de 6,7 km que dará servicio a más de 227.500 personas.