Goldman tiene ganador entre Botín y Torres: BBVA le saca 6 puntos a Santander en ingresos

Los analistas esperan un aumento de la rentabilidad para BBVA tres veces mayor que para Santander

El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila. EFE/Emilio Naranjo

Vientos de cola para los bancos. Los analistas de Goldman Sachs son optimistas ante la presentación de resultados de Santander y BBVA, que tendrá lugar la semana que viene. En concreto, esperan que el banco presidido por Ana Botín aumente sus ingresos un 12% y en el caso de BBVA, estos crezcan un 18%. La subida de los tipos apoya el negocio bancario, que resiste, por el momento, al repunte de la inflación.

Los expertos también señalan una mejora de la rentabilidad de las dos entidades en términos interanuales, a pesar de los elevados costes de la inflación y apoyados en una «normalización» del coste del crédito, según se recoge en un informe al que ha tenido acceso Economía Digital. La estimación de esta mejora en las cifras se producirá, en la medida, en la que un aumento de sus márgenes de ingresos netos y de los volúmenes de créditos deberían, en la opinión de los analistas de Goldman Sachs, generar ingresos de doble dígito en términos interanuales.

Aunque los expertos ven un aumento desigual en términos de rentabilidad en las dos entidades dado que esperan que el aumento de la rentabilidad para BBVA tres veces mayor que para Santander. En concreto, las previsiones que manejan estiman que el ROTE (siglas en inglés para el indicador de rentabilidad sobre capital tangible) para Santander aumente en 1,2 puntos porcentuales y 3,8 puntos porcentuales en el caso de BBVA.

Hay que tener en cuenta que tanto Santander como BBVA son dos gigantes bancarios, con presencia global, por lo que la evolución de sus cuentas cada vez está menos ligada a España, e incluso a Europa, con un importante peso de sus negocios internacionales.

En el caso de BBVA, el peso del mercado español se sitúa en torno al 30%; mientras que México supone, por ejemplo, un 40%. Algo similar ocurre en Santander con un negocio que se reparte entre Europa con un 32%, otro 32% en Sudamérica y un 26% en Norteamérica.

Santander: esperan que continúe el ‘momentum’

En el caso de Santander, los analistas esperan que el buen momento vivido por el banco en 2022 se mantenga en el último trimestre, con unas previsiones de crecimiento de ingresos del 14% en el cuarto trimestre y de un 12%para el conjunto del año, todo en términos interanuales.

Respecto a los costes, esperan un crecimiento de los costes del 2% en términos trimestrales en línea con la tendencia estacional y un 12% en términos interanuales en el cuarto trimestre, una cifra que va en línea con las perspectivas anuales. El aumento de los costes derivados de la inflación se notará, sobre todo, en los mercados de Brasil y México, donde prevén un aumento del 29% y del 27%, respectivamente, en el último trimestre, continuando la presión que ya se ha ido notando a lo largo del año.

Sin embargo, no se muestran excesivamente preocupados por esta tendencia al alza, dado que consideran que el fuerte crecimiento de los ingresos a nivel de grupo, daría una relación de coste frente a ingresos estable para todo el año en un nivel en torno al 46%, en línea con 2021.

Al hablar de la rentabilidad, los analistas recuerdan que Santander se marcó como objetivo un ROTE (siglas en inglés para el indicador de rentabilidad sobre capital tangible) del 13%, que esperan que consigan 2022, por encima del 12% que registró el grupo bancario en 2021, teniendo en cuenta que el incremento los costes operacionales y de crédito se compensarán por la mejora de la base de ingresos, una ausencia de impactos negativos extraordinarios y una ligera menor tasa fiscal para el año.

BBVA se apoya en la mejora de tipos

Los analistas de Goldman Sachs esperan que los ingresos del BBVA aumenten un 17% en términos interanuales en el cuarto trimestre, sobre todo, apoyadas en la mejora de tipos que permitirá aumentar los ingresos netos para apoyar el crecimiento del margen de intereses junto con una actividad más fuerte. En el total del año, prevén un aumento de ingresos para BBVA del 18%.

A pesar de la hiperinflación que existe en Turquía, las previsiones de estos expertos apuntan a un crecimiento interanual del 17% de los ingresos. Consideran que el catalizador de este repunte será un aumento de los préstamos en todas las geografías en la que opera el banco.

Los expertos consideran que puede haber un aumento del margen de ingresos netos derivado del crecimiento de los ingresos, que se percibirá de forma notable en el caso de España y Máxico, donde hacen un ligero aumento de sus previsiones para el último trimestre del año apoyado en la mejora de los diferenciales de los clientes y una fuerte actividad continuada en el crédito.

La subida de costes, que estiman en un entorno del 13% interanual, se debe a las presiones inflacionarias del grupo, aunque esperan mandíbulas positivas para este trimestre. Respecto a la rentabilidad, los analistas esperan un ROTE del 15%.

El futuro de Santander y BBVA

Los analistas de Goldman apuntan riesgos para el crecimiento de Santander entre los que sitúan un crecimiento más débil o unos tipos de interés más bajos, que prodría suponer menores ingresos en el negocio de los préstamos. Además, el posible aumento de las presiones inflacionarias o el aumento del coste del crédito son otros de los escenarios que apuntan los analistas dentro de los posibles riesgos para el banco.

En el caso de BBVA, entre los riesgos que perciben los analistas coinciden con la posible ralentización del crecimiento en Europa, así como una posible apreciación del euro que tenga un impacto en el desarrollo del negocio de Turquía, junto con mayores costes operativos por el impacto de la inflación en los salarios y un mayor coste del riesgo por las turbulencias económicas derivadas de la guerra de Ucrania.