Hipoteca fija de BBVA por debajo del 3%: condiciones

Mientras que en una hipoteca fija la cuota a desembolsar es siempre la misma, la hipoteca variable está sujeta las variaciones del índice al que está referenciada

Ahorros para pagar una hipoteca. Pixabay.

Hipoteca. Pixabay.

Con un 2022 marcado por la inflación y las subidas de tipos de interés, son muchos los compradores de vivienda que se decantan por contratar una hipoteca fija, en lugar de una variable. Y es que, mientras que en una hipoteca fija la cuota a desembolsar es siempre la misma, la hipoteca variable está sujeta las variaciones del índice al que está referenciada, habitualmente el Euríbor a un año.

De hecho, este indicador llegó en diciembre al 3,238%, su mayor registro desde 2008, y rozó el 3% en su tasa mensual. La subida del euríbor tuvo lugar después de una reunión del Banco Central Europeo (BCE), en la que se decidió aumentar los tipos de interés en 50 puntos básicos hasta el 2,5%.

Hipoteca fija de BBVA

Una de las entidades que ofrece un préstamo hipotecario a tipo fijo por debajo del 3% es BBVA. La hipoteca permite financiar hasta el 80% del precio de compra de una vivienda habitual y el 70% para la segunda vivienda. En este sentido, la entidad financiera remarca que si el precio de mercado y el de tasación no coinciden, se toma como referencia el menor de los importes a la hora de conceder el préstamo.

Hipoteca.
Venta de una vivienda. Pixabay.

Además, es necesario tener en cuenta que la contratación del préstamo hipotecario no conlleva el desembolso de ninguna comisión de apertura, ni tampoco acarrea gastos de notaría, gestoría o registro.

Si se pone el foco en el tipo de interés, cabe destacar que varía en función del plazo de devolución. Mientras que las personas que contratan la hipoteca con el menor de los plazos, a 15 años, cuentan con un TIN al 3,80% y un TAE al 4,47%. Sin embargo, los clientes que elijan el mayor plazo de devolución, entre 26 y 30 años, habrán de devolverlo con un TIN al 3,90% y un TAE en el 4,50%.

Conviene tener en cuenta que, según destaca la entidad presidida por Carlos Torres Vila, se aplicará una bonificación del 1% sobre el TIN a lo largo de los seis primeros meses de devolución del préstamo hipotecario. Asimismo, es necesario tener en cuenta que el banco ofrece la posibilidad de obtener tipos de interés más bajos, siempre y cuando se reúnan una serie de requisitos.

Uno de ellos es la domiciliación y mantenimiento de los ingresos en BBVA. Para ello, se debe domiciliar una nómina con un importe superior a los 600 euros, o bien, una pensión de más de 300 euros. En el caso de los trabajadores por cuenta propia, se debe domiciliar la cuota de autónomos.

Asimismo, es necesario contratar un Seguro Multirriesgo del Hogar en BBVA Allianz Seguros y un Seguro de amortización de préstamo en BBVA Seguros, que cubra al menos la mitad del préstamo hipotecario. En el caso de que se reúnan este conjunto de condiciones, los tipos de interés bajarán hasta el 2,80% TIN y el 3,73% TAE.