Ibercaja apura los plazos para salir a bolsa

La excaja debería ser una empresa cotizada desde el pasado 2020, pero el Gobierno amplió el plazo que le obliga a hacerlo hasta 2022

Ibercaja debería ser una empresa cotizada desde el pasado 2020, pero el Gobierno acordó en marzo -tras el estallido de la pandemia- ampliar el plazo para que antiguas cajas de ahorros salieran a bolsa, hasta finales de 2022. Y parece que el banco que preside José Luis Aguirre, prevé apurar los plazos.

Las excajas están obligadas por ley a salir a cotizar o a ampliar capital para que las fundaciones que las controlan reduzcan su participación. Así se estableció en el plan de rescate del sector financiero español tras la crisis financiera.

El banco aragonés ya había anunciado que se decantaba por lo primero así que la Fundación Bancaria Ibercaja, que posee un 87% del capital del banco, debe quedarse con menos del 50%.

Según ha explicado este miércoles el consejero delegado, Víctor Iglesias, durante la presentación del nuevo Plan Estratégico 2021-2023, de momento “la opción preferida para esta desinversión” sigue siendo la salida a bolsa. Aunque ha recordado que también habría otra solución, constituir un fondo de reserva y para esto tiene de plazo hasta 2025.

Ibercaja descarta la constitución de un fondo de reserva o la entrada de un inversor, aunque la obligación de la fundación es “contemplar todas las opciones”.

El CEO ha aclarado que en cualquier caso, la operación sería por obligación porque el banco no necesita ninguna ampliación de capital ni recurrir la mercado, ya que dispone de unos niveles de solvencia “más que suficientes”

Ibercaja tiene 20 meses para ser una cotizada

Iglesias ha señalado que una salida a bolsa “necesita una preparación previa importante” y ellos estuvieron hasta marzo de 2020 preparando al banco, pero “antes de salir al ruedo” se volvió a ampliar el plazo.

Por este motivo, el CEO ha asegurado que ya están preparados para salir al mercado, hasta hicieron la presentación a analistas el año pasado, sin embargo, lo harán “cuando las circunstancias lo aconsejen”.

En este sentido, el número dos ha destacado que aun cuentan con “20 meses” de plazo. “Tenemos todo preparado y cuando se vea una ventana y las circunstancias sean favorables, se hará la desinversión mediante la salida a bolsa”.

El presidente de la entidad, José Luis Aguirre, confía en que se abrirá alguna ventana si no este año, el próximo.