Iberdrola compra la estadounidense PNM por 3.663M

La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán se hace con PNM Resources, la eléctrica de Nuevo México y Texas

​Iberdrola ha cerrado un acuerdo para comprar PNM Resources, la eléctrica de Nuevo México y Texas, por la que desembolsará aproximadamente 3.663,5 millones de euros. La operación se ha articulado través de la filial estadounidense de la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán, Avangrid.

El valor de empresa, incluida deuda, es de cerca de 7.019 millones de euros (8.300 millones de dólares al cambio), según ha indicado Iberdrola a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) esta mañana. 

PNM Resources, por su parte, ha recomendado la operación a sus accionistas. El acuerdo pasa por la adquisición de todo el capital social por parte de la filial de la eléctrica española, Avangrid (81,5% de Iberdrola), que está dispuesta a pagar 42,5 euros por acción (50,3 dólares).

Ignacio Sánchez Galán, consejero delegado y presidente de Iberdrola, ha afirmado que la operación es consecuencia de la estrategia que ha seguido la cotizada española “durante más de 20 años”. Se trata de “una operación amistosa, centrada en negocios regulados y en energías renovables, en países con buena calificación crediticia y estabilidad jurídica y regulatoria y que ofrecen oportunidades de crecimiento futuro”.

La operación, sin embargo, no está cerrada. Toca esperar a la aprobación por la junta general de accionistas de PNM y a la obtención de las autorizaciones regulatorias por parte de las autoridades federales y estatales de los Estados Unidos. Solo así Iberdrola se habrá hecho con esta eléctrica estadounidense, encargada de desarrollar negocios regulados de transporte, distribución y generación eléctrica en los estados de Nuevo México y Texas.

Así será la compañía resultante

La integración de PNM en Avangrid dará lugar a una de las mayores compañías del sector norteamericano. Contará con una decena de eléctricas reguladas en seis estados (Nueva York, Connecticut, Maine, Massachusetts, Nuevo México y Texas) y será el tercer operador de renovables de Estados Unidos, con presencia en 24 estados.

Los activos resultantes de la fusión ascenderán a más de 33.826 millones de euros y el resultado combinado del ebitda de las dos compañías es de 2.114 millones de euros. El beneficio neto asciende a 719 millones de euros.

Por lo que respecta a los indicadores clave de la compañía, los puntos de suministro gestionados serán más de 4,1 millones, las redes sumarán 168.000 kilómetros y la capacidad instalada será de 10,9 gigavatios (GW).

Iberdrola gana más pese al coronavirus

Al margen de la compra de PNM, Iberdrola ha comunicado este miércoles sus resultados financieros relativos al tercer trimestre del año. Las cifras reportadas al regulador bursátil demuestra que la cotizada española ganó más pese a reconocer un impacto de más de 300 millones por el coronavirus.

En concreto, Iberdrola se anotó un beneficio neto de 2.681 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 4,7% más que en el mismo periodo de 2019. El impacto de la pandemia, por su parte, fue de 308 millones en el resultado neto de explotación (ebit). La crisis sanitaria se tradujo en dos efectos negativos para la compañía: menos demanda de energía y mayor morosidad.