Iberdrola firma un ‘macroacuerdo’ con Volkswagen para suministrarle energía verde en España

Las fábricas del conglomerado alemán y toda su red de concesionarios se nutrirán de la electricidad que proporcionará Iberdrola. Ambas firmas dan un paso más en su alianza

De izquierda a derecha: el presidente de Volkswagen, Herbert Diess; el presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán; y el presidente de Seat, Wayne Griffiths. Seat

Tras anunciar la creación de un consorcio para desarrollar una planta de baterías eléctricas en España, Iberdrola y Volkswagen –y su filial Seat— dan un paso más en su alianza. La cotizada española se convertirá en el principal suministrador de energía del conglomerado alemán: suministrará la electricidad, procedente de fuentes renovables, a todas las plantas de la automovilística en el país y a sus 700 concesionarios.

El pacto se anuncio en el Power Day organizado por Volkswagen y supondrá un consumo de 1,5 TWh al año. Afectará a las fábricas de Seat en Martorell, Zona Franca y El Prat de Llobregat (Barcelona) y a la de Volkswagen en Landaben (Navarra). Además, el acuerdo contempla su extensión a otros países en los que la eléctrica esté presente.

El presidente de Volkswagen, Herbert Diess; el presidente de Seat, Wayne Griffiths; y el presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán; zanjaron la alianza este lunes. El apretón de manos incluía una segunda actividad: el desarrollo de toda la infraestructura necesaria para el desarrollo del coche eléctrico en España.

Según los cálculos hechos por las empresas, España necesitará unos 350.000 puntos de carga públicos en 2030. Iberdrola se comprometió a desplegar un plan con la capilaridad suficiente de cargadores en las principales vías y ciudades del país. Se incluirá la instalación de puntos de carga rápida y ultrarrápida.

Iberdrola y Volkswagen impulsan su alianza

“El acuerdo demuestra el potencial de la unión de líderes de la industria para acelerar la descarbonización de la economía. Contamos con la tecnología, las capacidades, el conocimiento y la determinación para crear un modelo más sostenible para todos”, celebró el presidente de Iberdrola.

Desde ambas empresas automovilísticas se felicitaron por el impulso que el pacto supone para el desarrollo de sus planes de electrificación en España. “Con el acuerdo sentamos las bases para el futuro de la movilidad eléctrica en la Península Ibérica. España tiene potencial para convertirse en un hub en Europa y para ello hay que transformar la segunda mayor industria europea del automóvil”, señaló Diess.

“Estamos en un momento histórico en el que tenemos la oportunidad de sentar las bases para el futuro industrial y sostenible en España. Para ello, el primer paso es crear un ecosistema para vehículo eléctrico y la infraestructura de recarga pública es indispensable”, añadió Griffiths.