Iberdrola invierte hasta 158 millones en energías renovables en Brasil

La compañía ha destinado el 45% de la inversión total en el proyecto solar de Luzia y el 51% en energía eólica

Iberdrola invierte un 75% en energías renovables en Brasil, desembolsando 808 millones de reales brasileños (158 millones de euros) durante el primer trimestre de 2022 con el objetivo de expandir su cartera de energías limpias y la descarbonización del sector eléctrico.

Entre los proyectos renovables que está llevando a cabo la empresa través de Neoenergia, su filial en Brasil, destaca el proyecto solar de Luzia, en el Sertão da Paraíba, que ha concentrado el 45% de la inversión total, con más de 364 millones de reales (71 millones de euros). Esta instalación será la primera planta de generación fotovoltaica centralizada en Brasil con una potencia de 150 MWdc, suficiente para abastecer a más de 150.000 hogares, según informa Europa Press.

Durante este periodo la compañía ha iniciado el montaje de 228.780 paneles solares bifaciales para captar la radiación solar directa y reflejarla por el suelo.

51% en energía eólica

La energética ha destinado el 51% de sus inversiones en energía eólica durante el primer trimestre del año. Entre sus instalaciones, destaca el parque Oitis, con 12 parques ubicados entre los estados de Piauí y Bahía, en la región noreste de Brasil, el mayor parque eólico de la empresa en Brasil.

Durante el primer trimestre, se inició el montaje de 103 aerogeneradores en la instalación, lo que le permitirá tener una potencia instalada de 566 megavatios (MW), lo necesario para abstecer cuatro millones de personas.

Además, con esta instalación la evitarán la emisión de 1,2 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) durante 20 años en el país.

Actualmente, Neoenergia cuenta con 44 parques en funcionamiento y en construcción, que suman una capacidad total instalada en energía eólica de 1.500 MW.

Apuesta por la descabonización

Iberdrola está desarrollando otros proyectos para impulsar la descarbonización del país. Con el Gobierno brasileño, está llevando a cabo el proyecto piloto de producción en el Puerto de Suape, en Pernambuco, con el objetivo de convertirlo en un centro de producción de hidrógeno verde en el futuro.

En movilidad sostenible, la compañía ha instalado en el nordeste del país la electrovía más grande de Brasil, denominado Corredor Verde, que conecta 18 estaciones de recarga las capitales de Salvador (Bahía) y Natal (Río Grande del Norte), pasando por las ciudades de Aracaju, Maceió, Recife y Joao Pessoa.

Avatar