Iberia y Vueling duplican ingresos por la subida de precios y el tirón del turismo este verano 

Las aerolíneas de IAG, como Iberia y Vueling, ingresan 14.000 millones de euros por la venta de billetes, cuatro veces más que en 2021

Dos aviones de Iberia Y Vueling en pista.

Las aerolíneas de IAG, entre las que se encuentran las españolas Iberia y Vueling, han ingresado hasta septiembre más de 14.000 millones de euros por venta de billetes, cuatro veces más que en 2021. El mayor repunte de ingresos se ha producido durante el tercer trimestre, coincidiendo con la fuerte recuperación del turismo durante los meses de verano. 

En este periodo, entre julio y septiembre, los ingresos por venta de billetes en el grupo IAG han subido más de un 80%, casi el doble. Detrás de esta importante facturación está la subida de precios de los billetes de avión este verano por la fuerte demanda y los combustibles. 

Así lo reconocía el consejero delegado de IAG, Luis Gallego, durante la presentación de resultados. “Al final las tarifas las fija la oferta y la demanda, aunque hay inflación en costes y los del combustible son muy altos, por lo que lógicamente se han ido incrementando”.  

En las cuentas del grupo IAG se aprecia que el gasto en combustible ha subido un 320% en los últimos doce meses (concretamente en 3.351 millones de euros) por el mayor número de operaciones y pasajeros – que ya están en niveles próximos a los de 2019- pero también por la escalada de las materias primas y más concretamente, del queroseno. 

El encarecimiento del combustible en los mercados de materias primas se disparó a partir de marzo, tras el estallido de la guerra en Ucrania, pero IAG consiguió que se redujera mediante el nuevo programa de coberturas que aplica desde la pandemia, explican. 

Al ser preguntado por si IAG preveía aguantar los precios actuales en un contexto marcado por alta inflación, Gallego expresaba que la situación para las aerolíneas continúa siendo “complicada” porque el combustible sigue siendo elevado. Sin embargo, se mueven con distintas ratios de cobertura según la compañía (Iberia, Vueling, British Airways, Level….).  

«Dependiendo de la aerolínea y su competencia tenemos coberturas del 68% para el cuarto trimestre, del 63% para el primer trimestre del 2023 o del 51% en el segundo. Van bajando, pero según avanza el tiempo sube el porcentaje y siempre se mantiene en esa franja”.  

Las coberturas implican que esa parte del combustible se compran a un precio previamente pactado, más económico, baje o suba el queroseno. El resto se adquiere a precio de mercado pero las aerolíneas tienen la capacidad de trasladar el aumento de los costes a los clientes a través de los billetes, como están haciendo ahora. 

Pese a las subidas de precio por la inflación y la demanda, y los temores de recesión, IAG no ve señal de debilidad en la recta final del año. “Seguimos viendo una demanda fuerte, en línea con los trimestres anteriores, pero la situación macroeconómica que existe la vemos con cuidado por si tiene impacto”. 

En concreto, el holding anglo-español de aerolíneas estima que la capacidad para el cuarto trimestre de 2022 se sitaurá en aproximadamente el 87% de 2019, el último año sin restricciones antes de la pandemia. Lo que llevaría la capacidad del ejercicio 2022 completo a alrededor del 78% de los niveles de 2019. También prevén que la capacidad del primer trimestre de 2023 se sitúe en aproximadamente el 95% de 2019. 

Ya este verano, revelaba Luis Gallego, Vueling opero un 103% de la capacidad del 2019, es decir, la superó. Y sobre esta base entienden que alcanzará el 120% el primer trimestre del año que viene; Iberia el 105% y Level alrededor del 70%. Aunque apuntaba, “dependerá de las restricciones en los aeropuertos”, algo que ya han visto en algunos mercados, como el de Londres, este verano.