IFM presenta la opa por el 22,7% de Naturgy

El fondo australiano garantiza la oferta con dos avales de BNP Paribas por 5.060 millones de euros

Francisco Reynés, presidente de Naturgy. EFE

IFM ya ha presentado oficialmente la oferta por el 22,689% de Naturgy. El fondo australiano ha pedido este viernes autorización a la CNMV y ha dado algunos detalles de la operación, que garantiza con dos avales concedidos por el banco francés BNP Paribas por 5.060 millones de euros.

Como aseguraron fuentes del fondo a Economía Digital, no han agotado el plazo de un mes que tenían desde el anuncio hasta la presentación de la oferta formal. De hecho, ni la mitad. La opa se esperaba para finales de esta semana o inicios de la siguiente y se ha presentado con mucha rapidez.

En IFM saben que el proceso puede ser largo, pues además de la CNMV, que puede tardar lo que quiera pues puede parar el reloj para pedir más información, tiene que pedir la aprobación del Gobierno en virtud del decreto anti-opas.

Pero tiene cierta prisa o, mejor dicho, no quiere que el proceso se eternice. Por ello, lo quiere acelerar acortando los plazos en la medida que pueda. Fuentes del fondo explicaron a este medio que el Ejecutivo de Pedro Sánchez no tiene porqué agotar los seis meses y que facilitarían toda la documentación para que así fuera.

IFM ha entregado ya a la CNMV el folleto, que incluye todos los detalles y que no se conocerá hasta dentro de unas semanas. Sí que confirma que la oferta es por 220 millones de acciones, el 22,689%, y que ha pedido dos avales a BNP Paribas, de 3.260 y 1.800 millones respectivamente. Por la cantidad total, 5.060 millones, se deduce que el precio son 23 euros por acción.

IFM asegura que la inversión en Naturgy es a largo plazo

En un comunicado, el vicepresidente de infraestructuras de IFM, Jaime Siles, ha defendido el precio propuesto, que considera “atractivo” pues supone una prima de entre el 20% y el 30%, y ha asegurado que la intención del fondo en Naturgy es de permanencia.

“Cumplimos nuestro propósito invirtiendo a largo plazo en compañías de infraestructuras de calidad, como Naturgy, cuya dirección estratégica y posición como empresa de gas y electricidad global y diversificada está firmemente alineada con nuestros principios y objetivos fundamentales de inversión”, ha afirmado.

La opa, en manos del Gobierno

Esta opa tiene muchos actores, tan o más importantes que IFM y Naturgy. Para empezar, los accionistas de la energética, empezando por la Fundación Bancaria La Caixa. Mientras que GIP y CVC, que suman un 41% de la compañía, ya han dicho que no venderán, Criteria, el holding de La Caixa, no se ha pronunciado.

De lo que decida Isidro Fainé puede depender el éxito o fracaso de la opa, pues tiene el 24,79% de la empresa que preside Francisco Reynés. Pero la última palabra la tiene el Gobierno de Pedro Sánchez.

En aplicación del decreto anti-opas, aprobado en marzo de 2020, el Ejecutivo tiene que autorizar la operación, que supone la compra de más del 10% de una empresa en un sector estratégico como es el energético. Eso sí, por su cuenta, sin hablar con los accionistas ni la propia compañía.

El Gobierno como tal no se ha pronunciado, pero sí alguno de los partidos que lo forman y también alguna ministra. Podemos, que a priori no tiene mucho que rascar pues ninguno de sus ministros está implicado, se opone a la operación, pero la vicepresidenta Nadia Calviño se ha mostrado mucho más prudente.