Calviño discrepa de Podemos sobre la opa a Naturgy: “Es prematuro pronunciarse”

El Gobierno estudiará si la OPA a Naturgy afecta a infraestructuras críticas en un momento en el que aborda una transformación energética

La vicepresidenta económica del Gobierno español, Nadia Calviño, da un discurso durante el acto de presentación de los Planes de Digitalización de Pymes, Competencias Digitales y Digitalización de la Administración Pública, este miércoles, en el Palacio de la Moncloa. EFE/David Fernández

La vicepresidenta económica del Gobierno español, Nadia Calviño, da un discurso durante el acto de presentación de los Planes de Digitalización de Pymes, Competencias Digitales y Digitalización de la Administración Pública, este miércoles, en el Palacio de la Moncloa. EFE/David Fernández

La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha avisado de que el Gobierno analizará con “detalle” la opa amistosa lanzada por el fondo australiano IFM para hacerse con el 22,69% del capital de Naturgy. Al tratarse de un sector estratégico, el Gobierno estudiará si esta operación afecta a infraestructuras críticas en un momento en el que el Ejecutivo aborda una transformación energética.

“Es prematuro pronunciarse, pero examinaremos la operación con detenimiento, detalle y con mucho cuidado”, ha puntualizado la ministra durante su intervención en el Foro Nueva Economía, recogida por Efe. Así se ha distanciado de Podemos, que vio la oferta como una amenaza.

Alejada de su socio de Gobierno –Podemos no solo rechaza la opa y apuesta por la nacionalización de una eléctrica-, Calviño ha valorado el interés de los inversores extranjeros por las empresas españolas.

“El hecho de que los inversores extranjeros muestren interés por empresas españolas es un signo positivo de confianza”

Nadia Calviño


“El hecho de que los inversores extranjeros muestren interés por empresas españolas es un signo positivo de confianza y de que España es un país con perspectivas económicas buenas y con buenas empresas”, ha señalado.

Pedro Sánchez tendrá la última palabra

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un acto en el Palacio de la Moncloa, el 27 de enero de 2021 | EFE/DF
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un acto en el Palacio de la Moncloa, el 27 de enero de 2021 | EFE/DF

Calviño ha destacado como punto positivo que la normativa española asegure que, ante cualquier operación de toma de participación de empresas españolas, existan los mecanismos para estudiarla profundamente y evitar así amenazas a los intereses estratégicos españoles.

Y es que, antes de someter la opa al criterio de los accionistas, requiere primero tanto de la autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) como la del Gobierno.

En última instancia, el Ejecutivo de Pedro Sánchez tendrá que autorizar la entrada del fondo en la compañía cotizada que preside Francisco Reynés, según establece el decreto anti-opas aprobado cuando se decretó el estado de alarma en marzo de 2020, que sigue vigente.

El decreto establecía que cualquier empresa de fuera de la Unión Europea que comprara un 10% o más de una empresa española o, incluso comprando menos, lograra una posición de control, tenía que pedir autorización al Gobierno. En noviembre, se hizo extensivo también para ofertes procedentes de otros países de la UE.

Estas limitaciones se aprobaron para proteger a las empresas, especialmente las cotizadas, que podían estar infravaloradas o en situación de debilidad por la crisis del coronavirus, ante ofertas indeseadas u oportunistas.

Podemos critica que la opa no está al servicio del interés general

El grupo energético español se afianza como uno de los dos productores independientes de energía eólica más importantes del país./ EFE

Fuentes de Podemos señalaron a Economía Digital que “los sectores estratégicos tienen que estar al servicio del interés general y esta maniobra tampoco ayuda“. Es decir, los morados siguen sin descartar la nacionalización de una eléctrica, y entre sus candidatas ya estaban Naturgy y Endesa.

La formación es consciente de que la última decisión sobre avalar este proceso está en manos del Gobierno y aseguran que “cuando llegue al Consejo de Ministros, Podemos tendrá voz sobre este asunto”.

Los de Pablo Iglesias buscan reclamar su parcela para tomar decisiones respecto a estos temas y que no les pase como con la fusión de Caixabank y Bankia. Podemos se enteró por la prensa y señaló directamente a Pedro Sánchez, su socio de Gobierno, de ocultarles la fusión, que calificaron de “noticia preocupante”.