La banca busca ingenieros para que reformulen las cuentas de Gowex

Las diez entidades que embaucó Jenaro García empiezan a coordinarse para reclamar 35 millones en préstamos

Las entidades de crédito que prestaron dinero a Gowex –tomando en consideración las cuentas falsas de la empresa– han iniciado contactos informales.

El objetivo es coordinar una estrategia que minimice las pérdidas. El dueño de la compañía de wifi logró al menos 35 millones de euros a través, esencialmente de créditos ICO. Los grupos más expuestos son el Santander y Deutsche Bank, con alrededor de tres millones cada uno.

Los bancos –Bankinter, Caixabank, Sabadell, Bankia, BBVA, March, Caja Mar y Barclays, además de los dos mencionados– ya han acordado que buscarán ingenieros en telecomunicaciones para que reformulen las cuentas de Gowex.

Diversas fuentes consultadas admiten que sus responsables de riesgo tomaron la decisión de prestar dinero a Jenaro García basándose únicamente en la documentación de Gowex y en la capitalización bursátil, que superó los 1.400 millones.

Plan de viabilidad

El encargo que la banca hará a los ingenieros tendrá que ver con el futuro de Gowex. Elaborarán un plan de negocio realista y cifrarán el valor auténtico de los activos. Es decir, delimitarán cuan profundo ha sido el engaño.

La revisión será paralela a la investigación del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz y al preconcurso de acreedores que ha solicitado la compañía. El proceso se asemejará bastante a la gestión del caso Pescanova, salvo una excepción.

Como en Gowex no se pretende ningún tipo de refinanciación, por ahora no se constituirá un comité conjunto, el llamado steering commitee, como sí sucedió con la pesquera gallega.

Más imputados

El movimiento de los acreedores bancarios coincide con la decisión de Pedraz de ampliar a ocho personas más las imputaciones del caso.

Además de la mujer de García, Florencia Maté, testificará en esa situación judicial el socio de ambos, Javier Solsona. Cómo avanzó Economía Digital, el director corporativo tenía el cometido de captar recursos de bancos y fondos.

El auditor de las cuentas, José Antonio Díaz, y cuatro presuntos testaferros declararán a partir del viernes.