La banca cierra más de 4.500 oficinas desde el inicio de la crisis, con Santander a la cabeza

La oleada de ERE en la banca y el avance de la digitalización ha llevado al cierre de miles de sucursales, solo Santander ha recortado su red un 40%

Numerosas personas hacen cola para entrar en una oficina bancaria del Banco Santander. EFE/ Cristóbal García

Las largas colas en las oficinas bancarias y la cita previa para hacer gestiones han venido para quedarse. Los bancos, las cajas y cooperativas han bajado el telón a más de 4.500 sucursales desde que empezó la pandemia. Pero esta cifra aumentará en los próximos meses porque todavía se deben ejecutar muchos cierres después de la oleadas de ERE vivida este año y también, porque es una tendencia clara del sector ante el avance de la digitalización. 

La banca española cerró junio con 20.822 oficinas, según datos aportados por CECA, y estas ya son 3.000 menos que en 2019. Sin embargo, en los últimos seis meses se han producido los primeros cierres de oficinas de los ERE de BBVA, Caixabank y Banc Sabadell, y en los primeros meses de 2022 también lo harán las de Unicaja y las que quedan de Caixabank.  

El banco que preside Carlos Torres liquidó el ERE en noviembre con el cierre de 110 oficinas, en total ha clausurado este año 480 sucursales que se suman a las 160 que cerró el año pasado. Desde que empezó la pandemia y hasta ahora ha recortado su red de oficinas en España en un 24,3%.  

Según los datos recopilados por Economía Digital, el banco que dirige César González-Bueno cerró todas las oficinas anunciadas en el ERE entre julio y octubre. La entidad ha cerrado 320 oficinas este año, que se suman a las 233 del año pasado. En total ha recortado su red desde el inicio de la pandemia en un 30%.

Caixabank ha iniciado recientemente la integración de oficinas de Bankia, entidad con la que se fusionó en marzo. Tras lo acordado en el ERE prevé cerrar 1.534 sucursales y en la primera fase – que arrancó este mes de diciembre- ya se han cerrado más de 750, el resto lo harán en 2022.  

Bankia y Caixabank sumaban casi 6.400 oficinas al cierre de 2019, según registras sus cuentas, pero con los cierres del año pasado y los que están llevando a cabo en 2021, han reducido la red en un 25%, hasta unas 4.800 oficinas. Cuando se ejecuten el resto de cierres superarán por poco las 4.000, aunque seguirán contando con la mayor red de España. 

El Banco Santander negoció en la recta final del año pasado un ERE que incluía el cierre de 1.033 oficinas y todas se han ido cerrando a lo largo de este año. El banco de Ana Botín cerró 2019 con 3.235 sucursales en España y actualmente cuenta con 1.948, un 40% menos, siendo el banco que ha llevado a cabo el mayor ajuste del sector.

Unicaja ha recado recientemente un ERE, tras su fusión con Liberbank, en el que también se prevé el cierre de casi 400 oficinas, estos cierres se llevarán a cabo en 2022. El banco malagueño (ya con el asturiano integrada) cerró septiembre con una red de 1.371 sucursales, un 10% menos de las que tenían las dos entidades por separado a principio de año. Entre enero y septiembre han cerrado 151 sucursales.

Bankinter es una rara avis, es el único banco del sector que no ha metido la tijera en los últimos años. Su consejera delegada, María Dolores Dancausa, ha insistido en que no hará ajustes de empleo ni oficinas, de hecho, ha ido a contracorriente del sector, ya que es la única entidad que incrementó su plantilla en plena pandemia.

Santander se alía con otras empresas ante el cierre de oficinas

En medio de este contexto, el Santander se ha aliado con otras empresas que están ofreciendo servicios financieros de la propia entidad. Por ejemplo, cerró un acuerdo hace ocho meses con Mapfre mediante el cual, las 3.000 oficinas de la aseguradora ofrecen a sus clientes distintos productos financieros como hipotecas, cuentas corrientes, tarjetas de crédito o créditos al consumo del banco.

El banco cántabro también ha cerrado este año un acuerdo con Correos para dar solución a la España rural tras la oleada de cierres de sucursales. En concreto, la empresa de servicio postal ofrece servicios de retirada e ingreso de efectivo en los 4.675 puntos de atención al ciudadano con los que cuenta. También llevan dinero a cualquier domicilio de España mediante los carteros. 

Según explica la entidad, en el 75% de los municipios con menos de 1.000 habitantes donde el Santander no está presente existe un punto de atención de Correos y esto permite al banco llegar al 66% de la población que hasta ahora no disponía de un servicio de efectivo en su municipio. 

No es la primera vez que Correos negocia con la banca, en 2018 acordó con Banco Mediolanum que sus clientes pudieran realizar determinadas operaciones financieras en sus oficinas. Incluidos los sábados, días en que las oficinas de Correos abren en horario de mañana. 

En concreto pueden retirar dinero, enviar dinero a un tercero o solicitar que los mensajeros lleven dinero a domicilio. Junto al Santander y Banco Mediolanum, Correos tiene acuerdos cerrados con Evo Bank, Triodos Bank y Bancofar a los que también ofrece estos servicios.