BBVA liquida el ERE en noviembre con 500 salidas y el cierre de 110 oficinas

Unos 2.400 trabajadores han salido del banco entre julio y octubre en el marco del ERE, también se han cerrado 370 oficinas

El presidente del BBVA, Carlos Torres, saluda al consejero delegado de la entidad bancaria, el turco Onur Genç. EFE

Unos 2.400 trabajadores de BBVA han salido del banco entre julio y octubre en el marco del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) cerrado el pasado mes de junio. Asimismo, el banco ha clausurado en estos meses 370 oficinas. 

Según datos recopilados por los sindicatos, el banco que preside Carlos Torres liquidará el ERE este mes de noviembre con la salida de unos 500 empleados y el cierre de 110 oficinas. Aunque recuerdan que en el acuerdo se estableció que el plazo de ejecución se extendería hasta marzo de 2022 y por tanto, podría haber alguna salida residual hasta esa fecha.  

BBVA negoció la salida de 2.935 empleados, casi el 10% de su plantilla en España y 480 oficinas, el 18% de su red. Así, cuando acabe el año contará con unas 1.900 sucursales. Este plan de reestructuración de costes costará a la entidad 960 millones de euros, de los que 720 corresponden a las salidas de la plantilla y 240 millones al cierre de oficinas.

Los cierres de oficinas empezaron en julio, ese mes, el banco bajó la persiana a 172 sucursales. En septiembre a otras 90 y el pasado mes de octubre a 108. El consejero delegado del grupo, Onur Genc, adelantaba el viernes durante la conferencia con analistas que “la mayoría de cierres se harán antes de fin de año”. 

En cuanto al personal, la primera oleada de salidas llegó en septiembre cuando dejaron el banco casi 1.200 personas, las mismas que en octubre. El resto, algo más de 500, extinguirán sus contratos este mes de noviembre. Pese a que el ERE acabó con sobredemanda (recibieron 2.281 solicitudes de más), el CEO ya ha aclarado que las salidas acordadas son las necesarias y descartan aceptar más.  

Los sindicatos pidieron al banco durante la negociación del ERE que se comprometiera a no hacer otro ajuste de plantilla en tres años salvo que BBVA se viera envuelto en una fusión. Pero la entidad no admitió esta cláusula. Así que legalmente podría hacer un nuevo ERE cuando se acabe el plazo de ejecución el próximo mes de marzo.   

Recientemente, Barclays señalaba en un informe que una vez ejecute su plan de recompra de acciones del 10%, para el que invertirá 3.700 millones de euros, el exceso de capital del banco se situará en 3.400 millones de euros, y creen que lo podrían utilizar para realizar una “mayor reestructuración de costes en España”.   

Preguntado por la posibilidad de hacer más ajustes en plantilla el año que viene, Genc señalaba que de momento están ejecutando el ERE de 2021 (el primero en España) y este “ni siquiera se ha completado”. A medio y largo plazo, no tienen nada planificado. 

En el informe de Barclays también se apuntaba a la posibilidad de que BBVA cancele los contratos de alquiler que tiene con Merlin Properties para 500 sucursales. En este sentido, el banquero turco explicaba que no tienen “una cifra ideal” de oficinas en mente.  

El banco hace una gestión dinámica, estudia el nivel de satisfacción de clientes y según los resultados “ajusta la red”, por lo que no descartan que haya más cierres a futuro, sobre todo teniendo en cuenta que las transacciones en las oficinas de BBVA han caído a la mitad, mientras aumentan las altas y operaciones por los canales digitales.  

Cristina Hidalgo