La patronal hotelera mantendrá a su presidente en el cargo pese a ser condenado por fraude fiscal

CEHAT respalda a Jorge Marichal tras conocerse una sentencia relacionada con el pago de impuestos

No habrá cambio de presidente en la patronal hotelera. La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) ha mostrado este miércoles su respaldo a su presidente, Jorge Marichal, quien había puesto su cargo a disposición de la organización tras conocerse que fue condenado por fraude fiscal.

La organización ha apuntado en un comunicado esta tarde que el Comité Ejecutivo ha mostrado su “firme respaldo” al presidente, porque la condena es un asunto de ámbito “estrictamente personal”.

La entidad, además, le ha trasladado su deseo de que continúe en el cargo, ya que su trabajo ha sido “ejemplar” desde su nombramiento en diciembre de 2019 y, “muy especialmente, durante estos meses convulsos”.

“Sin relación con la representación empresarial”

Pese al revuelo generado, el Comité Ejecutivo de CEHAT ha querido dejar claro que considera que se trata de un asunto “sin relación con la representación empresarial”. Añade que el lío judicial no ha interferido ni interferirá en la labor diaria de la Confederación y en la defensa de los intereses colectivos de “todo el sector del alojamiento español”.

La organización que representa a más de 16.000 establecimientos hoteleros se apoya también en que, a su parecer, no existe “ninguna razón legal ni estatutaria que justifique apartar del cargo a un representante de la misma por hechos de esta naturaleza”.

Por tanto, quitan hierro al asunto y señalan que la administración de empresas está “permanentemente sometida a multitud de riesgos o diferencias que, en muchísimas ocasiones, se dirimen en los tribunales y no es aceptable exigir a un empresario posiciones más allá de las que los propios tribunales dispongan”.

Por qué Marichal ha sido condenado

La condena trascendió esta semana tras una publicación del diario El Día. El fallo, que fue emitido el 28 de mayo de 2020, ratificaba la decisión tomada en primer momento en 2019, cuando se condenó a Marichal por defraudar más de 292.000 euros en una operación inmobiliaria a través de una sociedad.

El motivo de la condena fue no declarar el Impuesto de Sociedades derivado de las ganancias obtenidas en la venta de nueve apartamentos a Clínica San Eugenio.

Según explicó la agencia EFE, el socio mayoritario de Clínica San Eugenio es el padre de Jorge Marichal, y la Agencia Tributaria (AEAT) reparó que se trataba de una operación entre empresas vinculadas por la que la sociedad en cuestión (Marmon Atlantis) eludió pagar a Hacienda 292.948 euros.

La defensa de Marichal

Marichal, que puso el lunes su cargo a disposición de los asociados a CEHAT tras conocerse la condena a dos años de prisión y multa de 585.896 euros por un delito de fraude fiscal, quiso defenderse y matizar lo sucedido.

“La cuestión en litigio se basa en una disparidad de criterios entre la Inspección de Hacienda y mis asesores fiscales, que no comparten el punto de vista sobre el devengo y consecuencias del pago aplazado de una operación puntual que realizó una empresa de la que soy partícipe y administrador mancomunado”, aclaró como primer punto.

Marichal no quiso terminar su comunicado recordando que “he acatado y cumplido la decisión judicial, como no puede ser de otra manera, pero no la comparto, por cuanto nos encontramos ante un claro supuesto de disparidad de criterios en la aplicación de la norma fiscal, sin que obviamente haya existido dolo ni intencionalidad alguna”.