Liberbank informa a los clientes de la fusión con Unicaja tras un alud de llamadas

Los clientes ya pueden utilizar los cajeros y oficinas de ambos bancos sin coste, los cambios en las cuentas se deben avisar con dos meses

Unicaja se convierte en el quinto banco español por activos tras la fusión. Foto: EFE.

Liberbank ya luce en su página web, app móvil e incluso en la cuenta de Twitter o Facebook el logo de Unicaja Banco. Y en todos estos canales informa a sus clientes de su reciente fusión con esta entidad, ya que días antes de cerrarse la operación, llamaban preocupados con un sin fin de dudas.

La fusión se cerró finalmente el pasado viernes, así que el banco informa por estos canales de los cambios que están por llegar. Unos cambios que no afectan a los 4,5 millones de clientes, solo a los de Liberbank, que tras ser absorbida por la entidad malagueña desaparece. Pese a ello, la marca de la asturiana permanecerá en las oficinas e irá despareciendo gradualmente en la recta final de año. 

Los clientes de Liberbank no notarán los cambios enseguida. Es cierto que ahora pasan a ser clientes de Unicaja Banco, pero no será hasta que se produzca la integración tecnológica y operativa, cuando noten cambios en sus productos, principalmente en tarjetas y cuentas. 

Y es que, como ha ocurrido en otras fusiones, el IBAN o número de cuenta suele cambiar. Sin embargo, es el propio banco quien se encarga de hacer este cambio, e incluso de actualizar o redireccionar el nuevo IBAN en las domiciliaciones.  

De haber algún cambio en las condiciones de la cuenta, o incluso si Unicaja quiere dejar de comercializar algún producto de los que vendía Liberbank, el banco está obligado a comunicarlo, como mínimo, con dos meses de antelación, según indica el Banco de España. 

Pero, Unicaja ya ha avisado de que “de momento” no hará ninguna modificación en las condiciones de los contratos que Liberbank tenga con sus clientes, como las hipotecas, créditos o préstamos. Y que las cuentas corrientes y las libretas de ahorro, tampoco se van a tocar a corto plazo.  

El presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga y el consejero delegado, Manuel Menéndez cierran la fusión.

En consecuencia, los clientes procedentes de Liberbank pueden seguir operando con las tarjetas que tienen en la actualidad, ya que los cambios que se produzcan a futuro serán informados con el tiempo necesario. 

Según fuentes financieras, el banco está estudiando si esperar a que las tarjetas caduquen para dar una nueva, ya con el logo de Unicaja, o hacer un cambio a nivel general.  

Donde si ha habido cambios ya es en la red de cajeros y en el interior de algunas oficinas. Y es que, desde el pasado fin de semana, los clientes pueden sacar dinero gratis a débito, sin comisiones, en los cajeros de uno y otro banco, unos 2.700 en total. 

La red de cajeros se amplía a 2.700 con la fusión

Incluso pueden acudir a cualquier oficina (tanto de Unicaja como Liberbank) a hacer una gestión, ya que se ha puesto cartelería nueva, sobre todo pegatinas en las cristaleras, para informar sobre ello. Pese a ello, Unicaja recomienda que se siga yendo a la sucursal habitual. 

Hay otro cambio que ya es palpable, y es que a partir de ahora, los clientes pueden realizar transferencias gratuitas entre las cuentas procedentes de ambas entidades. 

Liberbank desaparece de la bolsa española

Los que si han notado más cambios a estas alturas son los accionistas, sobre todo, los de la asturiana. Y es que para poder cerrar esta fusión, Liberbank ha sido excluida de la bolsa española, donde debutó en mayo de 2013.

Su último día como banco cotizado fue el pasado viernes. Después se produjo el canje de acciones con Unicaja (el banco ha hecho una ampliación de capital y ha emitido nuevas acciones) y desde este lunes cotizan como una única entidad.

En cuanto al canje, según lo pactado en el acuerdo común de fusión, los accionistas de Liberbank han recibido 1 acción ordinaria de nueva emisión de Unicaja Banco por cada 2,7705 acciones de Liberbank.    

De esta manera, los accionistas de Unicaja Banco cuentan ahora con el 59,5% del capital de la nueva entidad, y los de Liberbank, con el 40,5%.   

Para ejecutar esta operación, el banco que preside Manuel Azuaga aprobó en su Junta General de marzo una ampliación de capital, sin derecho de suscripción preferente por sus accionistas, en la cuantía necesaria para atender a este canje. 

En total, se han emitido 1.075,07 millones de acciones de 1 euro de valor nominal cada una. De esta manera, Unicaja tiene ahora un capital social de 2.654,83 millones de euros, dividido en acciones de 1 euro de valor nominal.