Liberbank reserva 143 millones para prejubilaciones tras la fusión con Unicaja

Los más de 700 empleados que están en excedencia pactada compensada pasarán a estar prejubilados, el banco ahorrará 40 millones al año

Liberbank ya no volverá a presentar resultados en solitario, la entidad será absorbida este viernes por Unicaja y en el tercer trimestre lo harán ya como una única entidad. Sin embargo, este miércoles presentó cuentas semestrales el banco malagueño, y en ellas también se presentó el balance de la asturiana.  

Según refleja este balance, Liberbank ha aumentado las provisiones de marzo a junio de 105 a 255 millones de euros, ese diferencial de 150 millones tiene que ver con los costes de reestructuración que se pondrán en marcha con motivo de la fusión.  

Muy concretamente, 143 millones irán destinados a prejubilaciones, según explicaba el director financiero de Unicaja Banco, Pablo González, en la conferencia con analistas. Hay que recordar que el banco asturiano firmó con los sindicatos en 2016 un acuerdo laboral para que los trabajadores se pudieran acoger a la modalidad de excedencia pactada compensada. 

Al acogerse a ese plan, el trabajador deja de trabajar y recibe el 70% del salario que tenía antes de la excedencia. Pero ese contrato tiene una periodicidad anual y cada año se renueva o se pide a algunos empleados que se reincorporen de nuevo.  

Los trabajadores que están en esta situación laboral ya tenían pactadas las condiciones de salida del banco en el caso de que hubiera una fusión, como es el caso. Por eso, pueden extinguir su contrato con Liberbank sin necesidad de ir a un ERE, si lo hubiera, por la fusión con Unicaja. 

El siguiente paso es que esos trabajadores que llevan cinco años en situación de excedencia pactada compensada se conviertan en prejubilados, según los cálculos de la entidad serán unos 730. Aunque fuentes financieras explican que esto no es automático, es decir, no dejan de pertenecer al grupo de inmediato.  

Pero si lo es a nivel contable, lo que quiere decir que de donde cobra el empelado ya no será de la cuenta de resultados y si de la provisión. Precisamente que Liberbank haya anticipado esta provisión ha hecho que la entidad presente 68 millones de pérdidas en el primer semestre, frente a los 14 millones de beneficio que presentó en el primer trimestre.  

La otra cara de la moneda es el ahorro. El banco que dirige Manuel Menéndez calcula que estas salidas permitirán ahorrar 40 millones de euros al año a partir del año que viene. Este 2021, el ahorro será proporcional (20 millones) ya que empieza a contar desde el 1 de julio.  

Asimismo, la entidad explica que con estos 143 millones adelantan parte de las sinergias anunciadas en la fusión, en concreto el 25%. 

El presidente de Unicaja, Manuel Azuaga y el presidente de Liberbank, Manuel Menéndez durante la presentación del proyecto común de fusión.
El presidente de Unicaja, Manuel Azuaga y el presidente de Liberbank, Manuel Menéndez durante la presentación del proyecto común de fusión.

En Unicaja también ha habido prejubilaciones, pero en su caso ya se han producido. En el último año ha habido 714 salidas de la entidad y el banco señala que obedecen al plan de desvinculaciones que Unicaja Banco puso en marcha en diciembre de 2018, con un plan de ejecución de tres años.

El mismo contemplaba la salida voluntaria mediante prejubilaciones de 760 empleados entre 2019 y 2021. Más adelante, el banco y los sindicatos negociaron en septiembre de 2020 una segunda parte del plan, el mismo contemplaba la salida de otras 230 personas este 2021. 

Cristina Hidalgo