Maroto se inhibirá en la opa de IFM sobre Naturgy

La ministra podría incurrir en un posible conflicto de intereses porque su marido es ingeniero en la energética

Reyes Maroto, ministra de industria. EFE

Novedades en la opa de IFM sobre Naturgy. A la espera de que el fondo australiano presente la oferta ante el Gobierno una vez finalicen las conversaciones informales, desde el Ministerio de Industria, el organismo encargado de evaluar esta solicitud, anuncian que Reyes Maroto se inhibirá en la decisión.

Así lo explican fuentes de Industria a EFE, que señalan que el motivo de la decisión de la ministra estaría en la posibilidad de incurrir en un posible conflicto de intereses porque su marido trabaja como ingeniero en la compañía que es objeto de deseo de IFM.

Las mismas voces señalan que decisión de inhibirse Maroto responde únicamente a una decisión personal. Matizan que, de momento, los servicios jurídicos no han alertado que su posición supondría entrar en un conflicto de intereses que le obligara a dar un paso atrás.

La ministra ya ha comunicado su decisión al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. La decisión del Ejecutivo, no obstante, se tomará de manera conjunta cuando se lleve ante el Consejo de Ministros.

El decreto ‘anti-opas’

La opa de IFM sobre Naturgy no implica una toma de control mayoritaria sobre la compañía (va dirigida únicamente al 22,69% del capital social), pero la aspiración del fondo australiano choca con el decreto anti-opas armado con motivo de la crisis del coronavirus.

La pandemia hundió en los primeros meses la cotización de las grandes empresas del país, entre ellas las estratégicas como Naturgy. Fuentes de IFM, no obstante, siempre remarcan que su opa no supone entrar en la compañía a precio de derribo, pues la oferta implica una prima del 20% aproximadamente sobre el precio de cotización.

Pese a ello, IFM debe contar con el plácet de Moncloa para poder llevar a cabo su oferta y presentarla. Ya ha pedido autorización a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), pero el regulador bursátil no se pronunciará antes que el Ejecutivo.

El Gobierno tiene seis meses para decidir si da el visto bueno o no a la operación. De momento, se han pronunciado algunos ministros, dando a entender que la posibilidad de negarse a esta opa está sobre la mesa. Pero no hay nada decidido en firme y otras fuentes del mercado dan por hecho que la propuesta se autorizará.

Fuentes del Ministerio de Industria confirmaron semanas atrás a Economía Digital que para aprobar una operación como esta no se va a tener en consideración la opinión de Francisco Reynés, consejero delegado de Naturgy, ni tampoco de Isidro Fainé, presidente de la Fundación Bancaria La Caixa y Criteria, accionista de la energética.