Naturgy pierde 347 millones en 2020 por la crisis y la revalorización de activos

La energética factura un 26% menos y asume pérdidas de 1.363 millones por la desvalorización de las plantas de generación en España

Francisco Reynés, presidente de Naturgy. EFE

Naturgy cerró 2020 con unas pérdidas de 347 millones de euro, cifra que contrasta con los beneficios de 1.401 millones que logró en 2019. La causa de esta caída fue la crisis de la Covid-19 pero sobre todo, la revalorización a la baja de algunos activos, que costó 1.363 millones a la energética que preside Francisco Reynés.

La compañía participada por Criteria (La Caixa), GIP y CVC, que está siendo objeto de una opa por parte del fondo australiano IFM, obtuvo unas ventas de 15.346 millones de euros, un 26,1% menos, por la caída del consumo por la pandemia, especialmente durante el estado de alarma entre marzo y junio, y por la bajada de los precios. Así, su ebitda cayó un 18,9%, hasta los 3.449 millones.

El otro gran hachazo a las cuentas de Naturgy fue que casi duplicó las amortizaciones y pérdidas por deterioro, que ascendieron a 2.839 millones, por los algo más de 1.500 de 2019. El motivo fue que desvalorizó algunos activos, en especial de generación convencional en España, en 1.363 millones.

El motivo de esta decisión fue “proporcionar una valoración de los activos más transparente y ajustada al escenario energético actual”. Se llevó a cabo en el último trimestre, por lo que el golpe no apareció hasta los resultados anuales.

Naturgy invierte un 24% menos

El 2020 fue un año de desinversiones para Naturgy, que vendió el 96% de la chilena CGE, pactó su salida de Egipto tras resolver el conflicto por la planta de Damietta. Las inversiones se redujeron un 24%, hasta los 1.279 millones de euros, aunque la compañía destacó que la mayoría se destinó a crecer, especialmente en renovables.

La energética está optando por numerosos proyectos de transición energética y, de hecho, opta a 13.000 millones de euros los fondos europeos con un centenar de estos planes. Esta apuesta se traducirá en el nuevo plan estratégico, cuya fecha de presentación no se conoce pero que se prevé en el primer semestre.

Pero también está usando la caja para recomprar acciones, reducir su deuda neta un 10,8% hasta los 13.612 millones, y para incrementar la remuneración a los accionistas. Naturgy anunció el pago de un dividendo de 63 céntimos por acción en el primer trimestre, a cuenta del ejercicio 2020, que elevará a 1,44 euros por acción el dividendo total del año.