Naturgy presenta 100 proyectos para lograr 13.000 millones de euros de los fondos europeos

Las energéticas copan la mayor petición de ayudas comunitarias a Industria, pues uno de los ejes marcados por Bruselas es la transición ecológica

Francisco Reynés, presidente de Naturgy. EFE

Francisco Reynés, presidente de Naturgy. EFE

Naturgy es una de las empresas que más se ha movido para optar a los fondos europeos para la reconstrucción. Fuentes de la energética que preside Francisco Reynés han explicado que ha presentado unos 100 proyectos por valor de 13.000 millones de euros.

La compañía controlada por La Caixa y los fondos GIP y CVC se ha focalizado hacia las renovables y la transición energética, que es precisamente uno de los sectores que más premian las ayudas europeas, por lo que ha aprovechado para presentar todos los proyectos susceptibles de encajar al Ministerio de Industria, que decidirá los candidatos.

El centenar de propuestas presentadas por Naturgy giran alrededor de cinco ejes: energías renovables que contemplan innovación, obtención de hidrógeno y biometano, digitalización de redes, rehabilitación energética, transición justa y, en menor medida, movilidad.

Fuentes de la cotizada de origen catalán explica que este alud de solicitudes se debe a la gran cantidad de proyecto que tienen en marcha en energías limpias y transición energética; de hecho, se preparan también para la subasta de renovables que se celebra el 26 de enero próximo.

Pero a diferencia de Repsol, que está concentrando su petición de fondos europeos con proyectos ya previstos y que se llevarán a cabo con o sin esas ayudas, Naturgy sí que condiciona algunos a la obtención de los fondos.

Uno de los proyectos más importantes presentados por Naturgy es la planta de hidrógeno verde de La Robla, en asociación con Enagás

El grupo no ha detallado exactamente qué proyectos optan a los fondos; Reynés dará más información en la puesta de largo del nuevo plan estratégico, que hará en febrero, coincidiendo con la presentación de los resultados de 2020. La fecha concreta todavía no se conoce.

Algún proyecto en particular sí que ha explicado. En diciembre, Naturgy y Enagás anunciaron que desarrollarán juntos la mayor planta de hidrógeno verde de España en La Robla (León), y también adelantaron que habían postulado el plan para recibir ayudas europeas.

La nueva instalación se ubicará en el entorno de la central térmica que la gasística catalana cerró en verano. Constará de una planta fotovoltaica de 400 megavatios (MW) y un electrolizador de 60 MW, que producirán unas 9.000 toneladas al año de hidrogeno renovable.

Las energéticas, a la caza de los fondos europeos

Las compañías energéticas son, junto con las grandes constructoras de infraestructuras, las empresas que más se están moviendo para captar los fondos para la recuperación que está repartiendo la Unión Europea y que se traducirán en una inversión de 140.000 millones en España, la mitad de ayudas directas.

No es de extrañar pues la transición ecológica es uno de los grandes ejes sobre el que pivota el plan comunitario. Endesa ha presentado 110 proyectos por unos 19.000 millones, según adelantó en diciembre del año pasado su consejero delegado, José Bogas, mientras que Iberdrola ha sido más discreta, aunque se sabe que una de las grandes apuestas del gobierno vasco es para la energética, con 1.700 millones.

Repsol tampoco ha dado gran publicidad a sus inversiones. También en País Vasco, su filial, Petronor, tiene uno de los proyectos por los que ha apostado Íñigo Urkullu ante el Gobierno de Pedro Sánchez, y probablemente la nueva planta de de biocombustibles a partir de aceite usado de Cartagena también optará a una parte del pastel de Bruselas.