Nissan sale de pérdidas al ganar 1.590 millones de euros en 2021

El fabricante japonés logra retornar a las ganancias tras dos años de pérdidas

Un Nissan Pulsar en exposición en el Bangkok International Motor Show. | EFE

La empresa automotriz Nissan Motor ha salido de pérdidas al obtener un beneficio neto de 215.533 millones de yenes, lo que equivale a unos 1.590 millones de euros, en el ejercicio fiscal de 2021. De esta manera, la compañía ha logrado retornar a las ganancias tras dos años de pérdidas.

En concreto, el fabricante japonés ha comunicado que el pasado año registró un beneficio operativo de 247.307 millones de yenes, o lo que es lo mismo, 1.825 millones de euros en dicho período, que se prolongó entre el 1 de abril de 2021 y el 31 de marzo de este año, en contraste con las pérdidas operativas del año precedente.

Asimismo, la facturación de Nissan creció un 7,1%, hasta 8,42 billones de yenes, lo que supone 62.190 millones de euros, debido en buena parte a la mejoría de «la calidad de las ventas» y un cambio de divisa favorable, pese a una disminución del volumen total de vehículos comercializados y al encarecimiento de los precios de las materias primas, señaló en su informe financiero.

Por su parte, el director financiero de Nissan, Ashwani Gupta, ha manifestado durante la presentación de los resultados de la empresa que «Nissan ha conseguido exceder sus previsiones anuales en volumen de vehículos. Vendimos 3,8 millones de unidades». Y ha definido estas cuentas como «satisfactorias».

Nissan vendió más de 3 millones de coches en un año

El fabricante japonés vendió concretamente 3.876.000 vehículos en los doce meses hasta el pasado31 de marzo, lo que representa un 4,3 % interanual menos y le llevó a perder cuatro décimas en su cuota de mercado, que bajó hasta el 4,9 % en el período. Las ventas de la vehículos de Nissan se redujeron en mercados como el japonés, el estadounidense o el europeo, sin embargo, crecieron en China y otras regiones como África.

Nissan se sumó a las previsiones pesimistas que las corporaciones japonesas vienen publicando para 2022 y que justifican en el encarecimiento energético, el coste creciente de la importación de materiales por la debilidad del yen, los problemas en las cadenas de suministro asociados a la pandemia y la carestía de semiconductores. «Estos cambios continuos en el mercado están creando incertidumbres sin precedentes» que no son ajenos a Nissan, ha subrayado Gupta.

Por último, para el ejercicio presente, que se prolongará hasta finales de marzo de 2023, Nissan estima que su beneficio operativo se reducirá un 30,4% hasta 150.000 millones de yenes (unos 1.110 millones de euros), aunque prevé un incremento del 1,1 % en el operativo, hasta 250.000 millones de yenes (1.850 millones de euros). En lo que respecta a su facturación, la firma automotriz vaticina un incremento del 18,7 % interanual, hasta 10 billones de yenes (74.000 millones de euros).

Avatar