Ryanair pide a Aena que baje las tarifas para que España vuelva a ser su primer mercado 

Aena ha empezado a cobrar a las aerolíneas los gastos Covid para recuperar los más de 150 millones que gastó entre 2020 y 2021 en hacer controles sanitarios

Avión de Ryanair

Avión de Ryanair

Italia ha decidido bajar las tasas aeroportuarias después de la pandemia para atraer compañías y recuperar pasajeros, mientras que España ha empezado a repercutir los gastos de pandemia. Por eso, Ryanair ha optado por volar más al país trasalpino, que se ha convertido ahora en su primer mercado y el nuestro, en el segundo. La solución, dice la aerolínea, la tiene Aena, que debe bajar tarifas para ser más competitivo. 

La country manager de Ryanair en España y Portugal, Elena Cabrera, explica en una entrevista con Economía Digital que, quitando Reino Unido, que es el mercado número uno para la aerolínea, España e Italia siempre se han disputado ser su mejor mercado. Hasta antes de la pandemia era el nuestro, pero después, Italia decidió bajar las tarifas aeroportuarias, así que muchos de sus aviones se han ido allí. 

Aena, por su parte, las ha bajado mínimamente, pero ha empezado a cobrar a las aerolíneas los gastos Covid. En concreto, lo más de 150 millones que gastó entre 2020 y 2021 en hacer controles sanitarios para detectar casos positivos en sus aeropuertos. Ryanair se negó desde el principio, pidió que empezaran a aplicarse a partir de 2023, cuando se recuperaran de las pérdidas de la pandemia.   

Y todavía insisten. “Siempre pedimos que para que sea atractivo volar en términos de capacidad y poder operar rutas, haya una bajada de tasas. Así se puede competir con otros países”. Por eso, “invitan de nuevo a Aena a bajar tarifas”

Cabrera comenta que el precio medio de un billete de avión en Ryanair son 37 euros y para poder operar con esos precios las condiciones tienen que ser buenas para la compañía. “Si volar a un aeropuerto español sale caro, nos vamos a uno de Italia que me ha bajado tasas, o de Grecia u otro país”. 

Sin embargo, Ryanair ya ha sentenciado que se acabó el volar barato, o al menos no tan barato como hasta ahora. La subida del precio del combustible y la inflación, harán que sus precios se encarezcan hasta un 5%. 

Volar con Ryanair será un 5% más caro el año que viene

“Ryanair siempre ha sido la compañía más barata para volar en Europa y lo seguirá siendo, pero están aumentando los precios. Calculamos que este año entre un 3% y 4% y el año que viene hasta un 5%», revela.  

Pese a ello, manejan buenos datos de cara a la temporada de invierno en nuestro país, “estamos teniendo reservas fuertes en septiembre y octubre, y de cara a los próximos puentes y diciembre notamos una subida muy rápida”.  

Por este motivo han aumentado la capacidad para volar en la temporada 2022-2023 a nivel global, hasta los 165 millones de asientos desde los 150 millones de pasajeros que volaron con ellos en 2019.  

Haciendo balance de los ocho primeros meses del año, Cabrera destaca que el impacto de la guerra en Ucrania ha sido mínimo. “Cuando estalló, llevábamos 2 millones de pasajeros a Ucrania, éramos la primera aerolínea en el país, pero solo ha afectado a la operativa”. Retiraron los aviones y los distribuyeron por el resto de bases, en otros países. 

“El impacto ha estado relacionado con el precio del petróleo, que se ha disparado, pero no en la operativa diaria de Ryanair”. A nivel de reservas, añade, se han visto más afectados los países limítrofes, mientras que otros como España, Grecia, Portugal o Italia (los mediterráneos) se han visto beneficiados.  

“Pero no ha habido impacto económico”, asegura. Ryanair ha firmado un acuerdo para contar con 210 nuevos aviones Boeing 737, y 72 de ellos ya están en circulación. «Los aviones que estaban en Ucrania y han ido a otros países, junto a los nuevos en circulación, ha hecho que sigamos elevando la capacidad de la compañía”. 

Elena Cabrera, country manager de Ryanair en España y Portugal.

Y en este sentido, destaca que ya están al 115% de capacidad respecto al último año precovid. De hecho, Ryanair asegura que ya han dejado atrás las pérdidas que arrojaron en sus últimas cuentas, 335 millones. «Volvemos a ser rentable y volvemos al beneficio”. La aerolínea confía en volver a los resultados anteriores a la pandemia, con más de 1.000 millones de euros de ganancias.  

Cristina Hidalgo