Terremoto en Mango: Isak Andic asciende al CEO, Toni Ruiz, a vicepresidente

La empresa de moda nombra a su CEO vicepresidente de Punto Fa, la sociedad del grupo que controla las filiales nacionales e internacionales y buena parte del negocio

Toni Ruiz, CEO de Mango. Mango

Toni Ruiz sube posiciones en Mango. El CEO de la empresa ha sido nombrado vicepresidente de Punto Fa SL, la sociedad que agrupa todas las filiales nacionales e internacionales y a la práctica buena parte del negocio de la empresa de moda propiedad de Isak Andic, según figura en el Registro Mercantil. Jonathan Andic, hijo del presidente, se mantiene como vicepresidente de Mango MNG Holding, la matriz del grupo. En 2021, el 75% de las ventas de Mango procedieron de dicha filial.

Hasta ahora, Punto Fa no tenía vicepresidente, por lo que el cargo fue creado a mediados de mes, según las fechas expuestas en el organismo que publicita informaciones empresariales, reforzando la figura de Ruiz como director ejecutivo y número dos de la empresa. Pese al status que denota un cargo como la vicepresidencia, fuentes de la empresa aseguran que el ascenso del CEO “forma parte de un mero procedimiento burocrático ordinario a efectos formales para ampliar los trámites de firma de documentos societarios de la compañía”.

Aparte de este nombramiento, el grupo mantiene que la «composición y funciones» de los consejos de administración de Punto Fa, así como el de su matriz, quedan intactas. Concretamente, Andic sigue siendo presidente de ambas sociedades, Ruiz vicepresidente y consejero respectivamente, mientras que Andic hijo, que también dirige Mango Man, tiene los mismos cargos, pero cambiando las sociedades: es consejero de la primera y vicepresidente de la segunda.

En proceso de simplificación

No es único movimiento que figura recientemente en el registro sobre de la principal sociedad de Mango. Punto Fa absorbió a finales de 2022 las filiales Punto Mi y Diknah, que han quedado extinguidas. Según adelantó Cinco Días, se enmarca dentro de un proceso de simplificación de su estructura empresarial, compuesto por alrededor de medio centenar de empresa.

Ambas sociedades tenían como administrador único a Jonathan Andic. Punto Mi se encargaba de gestionar tiendas, a la vez que Diknah actuaba como sociedad holding y representante de marcas. El directivo sigue siendo administrador de otras nueve compañías integradas en Mango.

Por su parte, Toni Ruiz lleva años escalando posiciones en la empresa con sede en Palau-solità i Plegamans (Barcelona). Isak Andic le nombró director general en 2018, cuando ya tenía silla en el consejo de administración, tras liderar la transformación digital de la empresa y ejercer como director financiero.

Mango volvió a beneficios con Ruiz a la cabeza

En ese momento, la firma de moda acumulaba cuatro ejercicios consecutivos en números rojos, con pérdidas de 33 millones, lo que llevó a la empresa a iniciar una reestructuración de la cúpula. Durante sus años como director, Mango se centró en recuperar terreno frente a sus competidores, renovando el modelo de tiendas e invirtiendo en transformación digital.

En 2019, la multinacional catalana volvió a los beneficios, ganando 21 millones de euros y batiendo un récord de facturación con 2.374 millones. Poco después, justo antes del estallido de la pandemia, fue ascendido a consejero delegado. El golpe de la pandemia volvió a dejar a Mango en perdidas en el primer año de Ruiz como CEO, pero la crisis duro poco: en 2021 ya triplicó los beneficios previos a la crisis sanitaria.

Avatar