Volkswagen indemnizará con 3.000 euros a los españoles afectados por el ‘dieselgate’

Un tribunal madrileño obliga a la firma alemana a pagar 16,3 millones de euros a 5.444 clientes. Sienta un precedente para el resto de las demandas contra la automovilística

Un operario saca brillo a un vehículo Volkswagen Touareg, en mayo de 2018. EFE

Cinco años después de que estallase el dieselgate, un juzgado de Madrid obliga a Volkswagen a indemnizar con 3.000 euros a los afectados. Destapado en 2015, el escándalo de las emisiones ya forzó a la automovilística germana a compensar a los clientes de Estados Unidos y Alemania, pero ahora lo hace por primera vez en España. En total, la compañía deberá abonar 16,3 millones de euros a 5.444 compradores.

La demanda fue presentada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) hace más de un año y medio. El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid sentenció que la empresa incurrió en una práctica comercial desleal y, más allá de obligar a la empresa a cesar en esta conducta y reparar los vehículos afectados, fijó un pago de 3.000 euros por cada poseedor de un coche con el medidor de las emisiones alterado.

La sentencia todavía no es firme y Volkswagen ya asegura que tiene la intención de recurrirla. A falta de conocer el recurso de la automovilística, la OCU la calificó de “gran victoria”. Además, el magistrado impuso el pago de las costas al fabricante alemán.

El dictamen del tribunal llega un año y medio después del inicio del procedimiento. En octubre de 2019 se produjo la audiencia previa del caso y la vista oral se celebró en febrero de 2020. Un año después, el juez dio la razón a los compradores.

No es la única demanda contra Volkswagen por el ‘dieselgate’

La de la OCU no es la única demanda existente contra Volkswagen en España por el dieselgate. Detrás del procedimiento iniciado por la organización hay otro que encabeza el bufete Vilches Abogados, con más de 9.000 afiliados. El despacho asegura que los afectados podrán obtener “hasta 6.000 euros”; el doble de lo que consiguieron los miembros de la asociación que preside Miguel Ángel Feito Hernández.

La suerte para Volkswagen es que las sentencias llegan con el delito ya prescrito, pues el plazo para demandar al conglomerado alemán terminó este mes de diciembre. En 2021, los consumidores españoles recogerán presumiblemente los frutos que varios tribunales sembraron a lo largo de todo el año pasado: desde el Tribunal Supremo hasta el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

“Un fabricante cuyos vehículos manipulados son vendidos en otros estados de la UE puede ser demandado allí”, dictaminó el TJUE en verano

Espoleados por las sentencias de ambos organismos, los bufetes de demandas colectivas se lanzaron a la búsqueda de indemnizaciones. El Supremo obligó a la empresa a compensar a un afectado y el TJUE abrió la puerta a demandar al conglomerado –y no a la filial en el país– desde fuera de Alemania.

“Un fabricante cuyos vehículos manipulados ilegalmente son vendidos en otros estados miembros puede ser demandado antes los órganos de dichos estados”, señaló el TJUE en verano en su respuesta a la corte de justicia de Klagenfurt, en Austria.

750 millones en Alemania

Aunque el procedimiento de Vilches Abogados siguiera el mismo camino que el dirigido por la OCU, la factura del dieselgate en España ni se acercará al coste que tuvo para Volkswagen en Alemania. En febrero, la empresa llegó a un acuerdo amistoso con la asociación de consumidores VZBV por 750 millones de euros.

La compañía aceptó abonar entre 1.350 y 6.250 euros a 235.000 demandantes para evitar sentarse ante el juez. La cifra igualmente es modesta frente a los 30.000 millones que todo el dieselgate ha costado a las arcas del grupo desde que estalló en 2015, cuando se conoció que había equipado 11 millones de vehículos con un dispositivo para falsear las emisiones.