Volta Trucks quiere fabricar camiones eléctricos en Zona Franca

La compañía sueca baraja otras opciones en el Reino Unido y otros países de la Unión Europa. Se suma a otros candidatos como Rivian, Inzile o Silence

Una de las camionetas que Volta Trucks quiere fabricar en Barcelona.

Otro fabricante de vehículos eléctricos confirma su intención de ensamblar sus modelos en la fábrica de Nissan en Barcelona. La compañía sueca Volta Trucks hizo público este jueves su interés en producir sus camionetas de cero emisiones en la planta de Zona Franca. La organización se suma a su compatriota Inzile, que baraja un proyecto similar, o a Rivian, que pretende ensamblar furgonetas limpias que luego vendería a Amazon.

En un comunicado, la compañía confirmó que analiza “la posibilidad de fabricar el modelo Volta Zero en España, después de formalizar interés en el proyecto del centro de descarbonización en las antiguas instalaciones de Nissan en Barcelona”. La actividad solo ocuparía una porción de la infraestructura catalana, por lo que se enmarcaría dentro del hub de movilidad impulsado por las administraciones.

Sin embargo, la empresa también tiene en mente otros emplazamientos en el Reino Unido y la Unión Europea para instalarse. “Hemos evaluado varias instalaciones y socios durante meses y hemos reducido el número de candidatos a un pequeño grupo de finalistas”, advirtió el director de Tecnología de Volta Trucks, Kjell Waloen. “Hacerlo en Barcelona podría ser una posibilidad interesante”, añadió.

El modelo que se produciría en la capital catalana sería el Volta Zero, un pequeño camión eléctrico de 16 toneladas pensado para la distribución logística en ciudades. Cuenta con una autonomía de entre 150 y 200 kilómetros y se estima que las primeras unidades llegarán a las calles a finales de 2021 tras darse a conocer los prototipos en septiembre de 2020.

De este modo, el proyecto sueco sería compatible con otras iniciativas que no podrían llenar la instalación de Nissan en Barcelona. De ver la luz el hub de movilidad proyectado compartiría espacio con su compatriota Inzile, que también quiere fabricar camionetas eléctricas, y la firma de motocicletas eléctricas Silence, como avanzó este medio. Según TV3, otras interesadas son las catalanas Lupa Motors y QEV o la belga Punch Powertrain.

Nissan Barcelona, en manos de Rivian

A pesar el hub eléctrico como plan B, tanto el Gobierno como la Generalitat prefieren que se instale en Cataluña un fabricante de automóviles que pueda ocupar la totalidad de las instalaciones de Nissan una vez se da por casi descartada la opción de erigir una fábrica de baterías. Como informó este jueves Economía Digital, el nombre de la estadounidense Rivian es el mejor posicionado.

La compañía especializada en la producción de pick ups y camionetas estudia establecerse en Barcelona para ensamblar vehículos para Amazon, uno de sus accionistas.  Bloomberg informó en febrero que también sondea espacios en Alemania (donde se instaló Tesla), Reino Unido Hungría (donde el Gobierno ofrece importantes subvenciones a las marcas foráneas).

Rivian podría aprovechar las líneas de producción que tenía Nissan en Zona Franca

Para el proyecto de las furgonetas, la automovilística podría aprovechar la infraestructura existente en Barcelona. Durante años, Nissan ensambló en la Zona Franca la nv200 y su versión eléctrica, la eNV200. Por ello, parte de las líneas de producción existentes podrían ser útiles para la reindustrialización. Además, los trabajadores ya cuentan con experiencia a la hora de montar coches de cero emisiones.

De cara a la expansión de la marca, también es de valorar que el otro gran producto salido de la planta catalana eran las pick up, un terreno en el que Rivian se siente cómodo.