BBVA, presidido por Francisco González, presentará resultados esta semana

La banca se enfrenta a sus miedos: vuelven los resultados discretos

stop

El Santander, BBVA, Caixabank, Bankia y el Sabadell presentan resultados esta semana entre señales de prudencia y moderación

Barcelona, 23 de abril de 2018 (04:55 CET)

No puede decirse que se acabó la fiesta para la banca española, pero sí que es hora de relajarse. Banco Santander, BBVA, Caixabank, Bankia y Banc Sabadell presentarán esta semana los resultados del primer trimestre, los primeros de 2018, y se prevé que dejen atrás los grandes incrementos de márgenes y beneficios que caracterizaron sus cuentas el año pasado.

Las llamadas a consolidar su negocio, olvidándose de aventuras tales como compras o fusiones transnacionales, y las previsiones de los analistas, más prudentes que en 2017, adelantan un trimestre más discreto. Y hay motivos para pensar que seguirá, al menos, durante todo este ejercicio, ya que no se vislumbra el inicio de las tan esperadas subidas de tipos este año. Es más, el BCE empezará sus medidas postcrisis retirando estímulos antes de subir tipos.

Los analistas ven 2018 como un año de transición hacia un entorno regulatorio algo más favorable, que se espera a partir de 2019. Esto también ha tenido traslación en sus cotizaciones. “El optimismo que existía en las perspectivas de tipos de interés se ha ido apaciguando en los últimos meses”, explica Gonzalo López Eguiguren, analista de Mirabaud, lo que ha motivado la corrección en bolsa de las entidades.

BBVA y el Sabadell han frenado las ganas de compras, señal de que tienen prioridades más del día a día

López Eguiguren cree que 2018 no será un buen año, aunque el banco de inversión confía en los bancos españoles, especialmente en el Santander, el Sabadell y Caixabank. “La mejora de la rentabilidad bancaria debe ser el foco en la travesía por el desierto que creemos representará el año 2018 para las entidades”, concluye el analista de Mirabaud.

Fuentes del mercado alertan que tras la corrección sufrida por los bancos en bolsa en lo que llevamos de año se encuentra la perspectiva de un 2018 discreto. Los márgenes, la magnitud clave en el negocio bancario, van a sufrir por la congelación de los tipos de interés, apuntan.

Desde Renta 4 señalan otro factor que también tiene que ver con el BCE y también negativamente: el inicio de la retirada de los estímulos no es una buena noticia para el sector financiero –tampoco excesivamente mala, puesto que la mayoría ya no tiene urgencias de liquidez– si no va acompañada de una subida del precio del dinero.

Un señal inequívoco de que las cosas ya no son lo que eran es que se ha parado en seco la consolidación del sector. Ningún gran banco quiere oír hablar de fusiones ni compras. FG ha apartado a BBVA de los rumores de compra de Bankia, lo mismo que ha hecho Josep Oliu con su Sabadell. De hecho, José Ignacio Goirigolzarri ha tenido que dar marcha atrás en sus intentos de colocar Bankia.

Primer trimestre, primera prueba

Estos factores son los que los analistas han tenido en cuenta para sus previsiones de resultados del primer trimestre, que se conocerán esta semana. Inaugurará el rally el Santander el martes, le seguirá el Sabadell el jueves y coincidirán, el viernes 27, BBVA, Caixabank y Bankia.

Los resultados que se esperan, según el consenso de los analistas, ya recogen un freno en el crecimiento de los márgenes. Se acabaron, para la mayoría del sector, los crecimientos a doble dígito. Los menos grandes entre los grandes, Bankia y el Sabadell, ya tuvieron un 2017 menos pujante y el mercado no espera un 2018 mejor. Para el resto, el primer trimestre fue de estancamiento aunque con excepciones.

Los analistas creen que BBVA empeorará sus resultados, mientras que Caixabank será el banco que más crecerá

El banco que preside Ana Botín abrirá fuego en la semana más movida del IBEX. Capital Bolsa estima que los márgenes del Santander serán muy similares a los de los primeros tres meses de 2017. El margen de intermediación no llegaría a los 8.500 millones, con un incremento de apenas el 0,8%, mientras que el margen antes de provisiones bajaría el 3%, hasta los 6.290 millones. El beneficio neto, en cambio, subiría el 6,6%, hasta los 1.990 millones.

El consenso de los analistas respecto a BBVA apuntan a un descenso generalizado. El banco que preside Francisco González verá caer el 0,3% el margen de intereses, hasta los 4.309 millones, y el 6,8% el margen neto, hasta los 3.026 millones. Así, el beneficio atribuido caerá, según las estimaciones, el 4,7%, hasta los 1.143 millones.

Caixabank será el banco que mejor comportamiento tendrá. Si bien su margen de intereses (1.204 millones, +4,5%) y las comisiones (636 millones, +8,2%) bajan de los dos dígitos, los analistas prevén que el banco que dirige Gonzalo Gortázar presentará un beneficio neto de 554 millones de euros, el 22,8% más que en el primer trimestre del año pasado. No es casualidad que sea el banco que mejor se comporta este año en bolsa.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad