Bankia tendrá que sanear 3.300 millones y descarta entrar en megafusiones

stop

CRISIS BANCARIA

Rodrigo Rato, expresidente de Bankia

10 de febrero de 2012 (16:25 CET)

El gupo Bankia tiene que acometer saneamientos de 3.300 millones de euros para cumplir con los requisitos fijados por el Gobierno.El grupo BFA, matriz del cuarto banco del país, debe afrontar por su parte una carga para limpiar el ladrillo de su balance de 5.070 millones de euros.

De momento, con cargo a 2011 el grupo bancario que preside Rodrigo Rato ya ha dotado 1.139 millones de euros y lo ha hecho en gran medida contra recursos propios. El resto lo abordará en lo que queda de ejercicio y sin ayudas. La entidad afirma que dispone para ello de una capacidad de generación de capital anual de 8.000 millones de euros. En esta cifra se incluye el reparto de dividendo en acciones, medida que será propuesta en la próxima junta de accionistas, y que debe ser compatible con un porcentaje del beneficio destinado a pagar al accionista del 50%.

En una rueda de prensa mltitudinaria, Rato, intentando despejar dudas sobre la entidad, ha proclamado su voluntad de seguir en solitario y de tener un papel de liderazgo en el proceso de fusiones pero ha descartado participar en operaciones con alguno de los otros grandes bancos del país, es decer Santander, BBVA y Caixabank.

Y lo ha hecho citando textualmente las palabras de los máximos responsables del segundo y tercer grupo bancario en las que o bien han negado la existencia de negociaciones -Fainé y Nin- o han considerado inadecuadas fusiones de este tipo, como ha comentado González. Botín no se ha pronuniciado sobre el tema. El propio Rato ha declarado que su entidad no contempla una integración de esa envergadura.

Compras selectivas

Si se ha mostrado dispuesto a entrar en operaciones de compra de entidades de menor tamaño siempre que aporten sentido a la estrategia del grupo y complementariedad territorial. También ha reclamado la necesidad de que haya ayudas públicas frente a pérdidas explícitas y ocultas de las entidades vendidas, como ha ocurrido en la venta de la CAM al Banc Sabadell.

En este sentido se ha referido a Unnim, en proceso de subasta, como una opción en estudio y sobre otras, como CatalunyaCaixa, ha ratificado que serán analizadas dentro de los mismos parámetros de encaje estratégico y financiero.

El exministro ha considerado positivo el proceso de saneamiento del sector, ha eludido pronunciarse sobre qué le parece la bajada de su sueldo y el de otros banqueros que implica la norma, y ha pasado la pelota de los ajustes futuros a otros bancos.

"Nosotros ya hemos cumplido, hemos acometido el 25% del ajuste realizado en el sector, ahora tenemos que ganar en eficiencia y seguir con nuestro plan estrategico hasta 2015", ha afrimado. Bankia descarta nuevos ajustes de plantilla.

El desglose del saneamiento

Sobre el impacto exacto del decreto de saneamiento financiero, BFA lo desglosa en 3.396 millones de nuevas provisiones y 1.674 para el nuevo colchón de capital que establece el Real Decreto.

Para cubrirlos cuentan con la generación de resultados, venta de activos no estratégicos, donde no incluye las grandes participaciones en empresas cotizadas, gestión del balance para reducr los activos ponderados por riesgo y conversión de preferentes y deuda subordinada en instrumentos que computen como capital. Hoy mismo BFA acaba de anunciar una oferta de canje de sus preferentes.

Tras dotar el grupo esos 1.139 millones en 2011 para cubrir los requisitos de saneamiento y otros 2.000 millones por otros conceptos, Bankia ha obtenido un beneficio neto de 309 millones en 2011. La entidad no ha facilitado el dato de saneamiento ya realizado en el banco bueno del grupo.

El beneficio de la entidad es un 13% inferior al del año pasado por el impacto de la dotaciones. Si se eliminase este efecto, el banco habría ganado 406 millones, un 14% más, según ha destacado el presidente.

La tasa de mora de Bankia al cierre del ejercicio se situó en el 7,63%, por encima del 5,52% de 2010. La ratio de cobertura fue del 45,1%. El margen de intereses cayó un 14,8% a 2.742 millones de euros en 2011, mientras que el margen bruto cayó un 25,6% a 4.121 millones.

La entidad que preside Rato debe hacer frente a vencimientos de deuda por importe de 26.000 millones hasta 2015, aunque reconoce que los tiene cubiertos con la apelación al BCE, que ronda los 8.000 millones, su capacidad de emisión por importe de 19.143 millones y un volumen de activos líquidos por importe de 17.454 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad