BBVA inicia el desmantelamiento de Unnim

stop

Prejubila al director general y elimina la marca de las cajas catalanas en las oficinas

02 de mayo de 2013 (10:42 CET)

Unnim cierra este jueves su corta historia como franquicia financiera. BBVA empieza el desmantelamiento de la personalidad del banco, que se adjudicó en marzo de 2012, impulsado por las cajas de ahorros de Sabadell, Terrassa y Manlleu.

El antiguo director general, Jordi Mestre, se prejubiló el martes con 58 años. Fue su último día de trabajo en Sabadell (Barcelona).

Desde que el verano pasado se sustanció la privatización, el director territorial en Catalunya del BBVA, Xavier Queralt, dirige la caja. La salida de Mestre –con un salario de 300.000 euros y una pensión de 358.000— coincide con la eliminación de la marca Unnim de las oficinas.

Poco a poco los emblemas se sustituirán por los del grupo que preside Francisco González.

Desaparece la marca

Hasta ahora ambas marcas convivían pero se ha dado por superado el periodo de transición previsto en el plan de integración de las antiguas cajas de ahorros catalanas. Además ha comenzado el cierre de las sucursales previstas. En una primera fase, 90 oficinas en Catalunya.

La adquisición de Unnim por BBVA tendrá un coste máximo de 6.500 millones. El Gobierno garantizó a González que la banca privada asumirá pérdidas por 5.400 millones a través del Fondo de Garantía de Depósitos.

Paga la banca

La cantidad se desglosa en 4.400 millones de pérdidas máximas potenciales derivadas de los activos tóxicos de la entidad catalana, a cubrir en un plazo de 10 años, y 953 millones de pérdida patrimonial en las acciones que se transfirieron a BBVA, que pagó un euro por las mismas.

BBVA, por su parte, asume 1.100 millones de pérdidas potenciales derivadas del balance de Unnim. El grupo reconoce que las inercias de la integración están dando frutos y que el negocio en Catalunya ha mejorado. Uno de los incovenientes ha sido la elevada tasa de morosidad.

Dos años de vida

Unnim surgió en 2011 como una pieza más del mapa de cajas diseñado por el ex conseller d'Economia, Antoni Castells (PSC). La estrategia dio también pie al nacimiento de CatalunyaCaixa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad