El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi. EFE/JUAN CARLOS HIDALGO

El BCE pone fecha al fin de la fiesta de los estímulos

stop

El BBVA prevé que el Banco Central Europeo empezará a reducir drásticamente las ayudas a la banca tras el verano y subirá tipos a finales de 2018

Sitges, 26 de mayo de 2017 (11:55 CET)

La recuperación de la economía europea ha permitido a la banca, así como a muchos otros sectores, salir de una profunda crisis. Pero la propia recuperación trae retos para los bancos. El más importante, el fin de los estímulos y de los tipos bajos del Banco Central Europeo, todavía no anunciados pero que todo el sector espera. ¿Para cuando? Para finales del año que viene.

El consejero ejecutivo del BBVA José Manuel González-Páramo prevé que el fin de fiesta de los estímulos empiece en unas semanas y culmine a finales de 2018. González-Páramo, que fue consejero del BCE durante ocho años, ha añadido en las jornadas del Cículo de Economía que la banca tiene año y medio para terminar los deberes y prepararse para este cambio de paradigma.

“Estamos a las puertas de la normalización monetaria: bajar compras y subir tipos de interés. La Reserva Federal (Fed) ya ha iniciado el camino. El BCE está algo más lejos, pero ya ha empezado a comunicar con hechos: en abril bajó las compras de 80.000 a 60.000 millones de euros”, ha argumentado el consejero del BBVA ante los empresarios catalanes en Sitges (Barcelona).

Los bancos tienen un año y medio para hacer los deberes y prepararse para el fin de los estímulos

Pero lo serio va a empezar ahora. Mario Draghi, director del BCE, no ha modificado todavía su discurso, pero “probablemente en junio empezará a avisar” del fin de los estímulos y de las subidas de tipos, “en otoño reducirá las compras y las irá recortando hasta finales de 2018, cuando podríamos ver la primera subida de tipos”, ha vaticinado González-Páramo.

“Los bancos tienen un año y medio para normalizar su situación y prepararse para el descenso de las ayudas”, ha añadido el exdirectivo del BCE, que ha animado a la banca a afrontar los retos pendientes “sin complacencias”.

Menos ayudas pero tipos más altos

González-Páramo cree que es normal que los bancos centrales den este paso, teniendo en cuenta que la crisis se ha dejado atrás, al menos en términos de PIB. “Es evidente que el BCE no puede luchar solo contra la crisis y ya va siendo hora que otros organismos tomen el relevo”, ha explicado, tras loar el papel de los bancos centrales en la salida de la crisis. “En 2008 actuaron de forma coordinada, demostrando que darían al mercado la liquidez que necesitase”.

Los bancos que no hayan hecho los deberes quizá puedan sufrir con el fin de los estímulos, pero los que sí los han hecho, que son la mayoría de los de la UE, probablemente lo agradecerán, ya que será una medida que vendrá acompañada por subidas de los tipos de interés. Los tipos más bajos de la historia del euro han reducido drásticamente los márgenes de los bancos, que esperan subidas para ganar rentabilidad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad