El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, que ha afirmado que no retirará los estímulos. EFE

Draghi afea a la banca sus tareas pendientes

stop

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, reprocha a la banca europea la falta de ajuste pero se escuda en su política de ‘dinero gratis'

Economía Digital

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, que ha afirmado que no retirará los estímulos. EFE

Barcelona, 24 de mayo de 2017 (21:49 CET)

Tirón de orejas de Mario Draghi. El presidente del Banco Central Europeo (BCE) ha participado este miércoles en la Conferencia de Estabilidad Financiera organizada por el Banco de España (BdE). El mandatario no ha dudado en reprochar a la banca la falta de ajustes exigidos y los niveles de rentabilidad actuales. 

El presidente del BCE ha recordado que “hay un amplio espacio para mejorar por la vía del recorte orgánico de los costes”. Asimismo, señala que la situación no es positiva si bien se observa una “comparación desfavorable” con sus competidores internacionales por lo que a eficiencia del gasto se refiere.

Y es que la rentabilidad de la banca europea sigue lejos de los niveles precrisis. La capacidad de retorno para pagar capital (RoE) se cifra en un 5%, lejos del 20% alcanzado en 2006. Algunos expertos señalan que esta situación se deriva de la política de 'tipos cero' que siempre ha defendido Draghi.

Politicas BCE: lejos de hacer autocrítica por su política expansiva, Draghi saca pecho

Una conclusión con la que el propio presidente del BCE discrepa. Según él, precisamente el recorte de los tipos de interés ha sido el motor que ha aliviado la factura financiera global, especialmente en los países más castigados por la crisis. En definitiva, cree que sin su política de ‘dinero gratis’ la banca hubiese tenido mayores problemas de liquidez al mismo tiempo que hubiese visto como se hundía el flujo de crédito.

Los ajustes en España

En lo que respecta a España, hay que recordar que en los últimos años se ha realizado un importante esfuerzo. Los ajustes se han concretado, principalmente, en el cierre de entidades y oficinas. A pesar de ello, desde el Banco de España siempre se ha manifestado que todavía hay espacio para realizar nuevas concentraciones.

Así, la mayor parte de cierres en la banca española se está produciendo en zonas rurales y poco pobladas. Según un estudio de Cajamar, de los 8.000 municipios que hay en España, prácticamente la mitad (48%) no cuenta con ninguna sucursal. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad