Bizum, la aplicación a la desesperada de la banca

stop

Los principales bancos españoles lanzan un servicio de pagos móvil unificado. La herramienta permite realizar transferencias de dinero entre particulares y de forma gratuita

Dos usuarios comienzan a utilizar la aplicación Bizum.

Barcelona, 06 de octubre de 2016 (13:02 CET)

Por fin la banca española lanzó la aplicación Bizum, que permite realizar transferencias de dinero entre particulares con el móvil. Por ahora el uso es gratuito, y se pueden girar hasta 500 euros, en una operación sencilla donde basta con tener el número de teléfono del receptor, y en segundos, se realiza el traspaso de dinero.

La plataforma fue lanzada por 16 bancos, entre los que se encuentran CaixabankBBVA y el Santander, y que representan en torno al 82% de la cuota de mercado total. A ellos se unirán durante octubre ocho más, hasta alcanzar los 24 (en torno al 95% del mercado).

De esta manera, la banca quiere evitar que los gigantes informáticos Apple Pay o Samsung Pay sigan avanzando en el terreno de la banca digital. El lanzamiento de la aplicación fue proceso que demoró más de lo esperado y que ha requerido una inversión de 100 millones de euros.

Aplicaciones de cada banco

El proceso de uso es muy fácil: el usuario puede utilizar el servicio desde la aplicación del banco al que pertenezca, y desde ahí vincular su número con su cuenta bancaria. Cuando se precisa el contacto que va a recibir el dinero, se recibe un SMS para confirmar la operación, y a los cinco segundos, ya se concretó la transferencia.

Eso sí: el remitente del dinero también tiene que tener en uso este servicio, y en caso de no contar con él, se le puede enviar un mensaje de texto para que lo active a través de su entidad bancaria. 

1.000 millones de operaciones

Se calcula que esta forma de pago será usada por 10 millones de personas en un corto plazo, precisó Ángel Nigorra, consejero delegado de Bizum. Para los próximos años, la empresa espera alcanzar un volumen de 1.000 millones de operaciones, que muevan 30.000 millones de euros. O sea, que el 80% del efectivo que se maneja entre particulares pasaría por canales informáticos.

Además, el objetivo es que en un plazo cercano también se puedan realizar compras en comercios utilizando esta aplicación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad