Jordi Gual y Gonzalo Gortázar, presidente y consejero delegado de Caixabank

Caixabank bate su récord de beneficios (pese a Repsol)

stop

Caixabank gana 1.985 millones en 2018, el 18% más gracias al crecimiento del negocio y a la limpieza del balance, pero la venta de Repsol le hace un roto

Valencia, 01 de febrero de 2019 (07:42 CET)

Caixabank cerró 2018 con un beneficio récord de 1.985 millones de euros, un 17,8% más que en 2017. Pese al resultado positivo, se quedó a las puertas de los 2.000 millones que vaticinaban los analistas. La venta de las acciones de Repsol fue el detonante para frustrar este hito, según la información que envió el grupo a la CNMV.

El banco que preside Jordi Gual vivió un año de crecimientos de los márgenes. Las comisiones subieron un 3,4%, como el margen de intereses, mientras que el margen bruto creció un 6,6% y el de explotación, un12,7%, hasta los 4.109 millones, por menos gastos extraordinarios.

La clave de los resultados está en los elementos que no son estrictamente del negocio bancario y que se contabilizan entre el margen y el beneficio. Las pérdidas por deterioro de activos financieros se redujeron drásticamente, un 87,9%, pasando de 799 a 97 millones.

La causa fue la mejora de los ratios de calidad y la liberación de provisiones. Tras la limpieza inmobiliaria, las necesidades de reservar dinero para imprevistos disminuyeron considerablemente. Además, bajó un 48,4% otras provisiones, que pasaron de 912 a 470 millones.

Con estas reducciones, Caixabank se encaminaba hacia un récord por encima de los 2.000 millones, pero algo cortó esta racha. La entidad se apuntó unas pérdidas de 735 millones de euros por baja de activos, partida que en 2017 fue positiva.

El banco explicó que estas pérdidas se deben principalmente a dos factores: el impacto negativo de la venta de Repsol, de 453 millones, y un deterioro contable de BFA, banco angoleño participado por el portugués BPI.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad