Cambio de signo en la economía europea: llega el frenazo

stop

España, Portugal y Países Bajos salvan los muebles tras la parálisis de Francia, Alemania e Italia

14 de agosto de 2014 (13:14 CET)

La economía europea ha cerrado el segundo trimestre con un frenazo inesperado. Básicamente, por sus protagonistas. El PIB de los veintiocho ha avanzado el 0,2% hasta junio, frente al crecimiento del 0,3% del trimestre anterior. Si se analiza sólo la evolución de la zona del euro, el estancamiento es total (0,0%), mientras que en el trimestre anterior había progresado el 0,2%.


La caída de Alemania y la parálisis francesa, dos de los países que menos han sufrido de la crisis en la región, son claves para explicar el cambio. Mientras el gobierno liderado por la todopoderosa canciller Angela Merkel justifica el receso por la coyuntura internacional y las consecuencias del conflicto de Ucrania; Françoise Hollande entona el mea culpa y anuncia que realizará un “análisis interno” para detectar qué mina la competitividad del país y tomar más medidas.

Lituania, a la cabeza de Europa

A ello se le suma la nueva desaceleración del PIB italiano, que cae el 0,2%, y la flojera general de las economías de toda la región. De hecho, en el segundo trimestre Letonia se ha convertido en el país que está a la cabeza de la recuperación de la Unión Europea con un avance del PIB del 1%, el mismo crecimiento que Estados Unidos.

Le sigue Reino Unido (0,8), Lituania (0,7%) y cuatro países que presentan un acelerón del 0,6%: Eslovaquia, Polonia, Portugal y España. Estos dos últimos también se han tomado como paradigma del cambio de tendencia, ya que su riqueza ha tocado fondo a lo lago de la recesión de los últimos siete años, se han aplicado rescates (total en el caso portugués y sólo de la banca en España) pero en los últimos trimestres la débil recuperación se consolida.

También coge oxígeno la economía holandesa, que cierra el segundo trimestre con un avance del 0,6% frente al tropiezo del inicio de ejercicio, cuando reculó el 0,4%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad