El arte de conseguir dinero en efectivo sin un cajero a la vista

El arte de conseguir dinero en efectivo sin un cajero a la vista

stop

El 'cashback' aterriza en España de la mano de 17.000 establecimientos adheridos. ¿En qué consiste este sistema? ¿Qué ventajas tiene?

Barcelona, 23 de octubre de 2017 (13:27 CET)

De acuerdo a un reciente estudio elaborado por el economista Joaquín Maudos, en torno al 48% de los municipios españoles carece de una oficina bancaria. Un dato que sorprende pero que, al mismo tiempo, ha de ser matizado: estas localidades concentran apenas el 2,4% de la población. Se trata, por tanto, de pueblos o pequeñas ciudades con escasa densidad de población que sin embargo carecen de un acceso directo a dinero en efectivo -los puntos de extracción de cash se suele ubicar en estas oficinas-, con todo lo que ello implica.

En este contexto ha aterrizado en los últimos meses en España el cashback, un sistema hasta hace poco inédito en nuestro país y que ya funciona ampliamente en lugares como el Reino Unido o los Estados Unidos.

¿Pero en qué consiste este servicio? Básicamente, según los expertos del comparador de productos financieros HelpMyCash, el usuario paga con su tarjeta en un comercio un importe superior al valor de la compra y recibe en efectivo la diferencia.

Un ejemplo práctico: si se acude a una gasolinera a repostar carburante y la factura total asciende a 30 euros pero carecemos de efectivo, lo habitual sería abonar esa cantidad, subirse al coche y seguir el camino. Con el cashback, en cambio, es posible pagar una cantidad superior, pongamos, 50 euros y recibir un billete de 20 euros de vuelta. Una fórmula sencilla que sustituye a los cajeros de toda la vida.

¿Dónde se puede recurrir a esta opción? Por el momento, este sistema no está muy extendido en España. ING lo ha implantado. Concretamente, la entidad permite utilizar a sus clientes este sistema en hasta 17.000 establecimientos repartidos por toda España. La red de establecimientos adheridos está compuesta por las tiendas DIA, La Plaza y Clarel, y por las gasolineras Galp, Shell y Disa. Cuatro mil puntos de venta a los que se han añadido unos 13.000 estancos durante octubre. 

Los clientes del banco holandés que quieran beneficiarse de este servicio tienen que instalar la aplicación Twyp Cash de ING en su móvil, disponible tanto para iOS como para Android, acudir a uno de los establecimientos adheridos, hacer una compra e indicar en el momento del pago cuánto se quiere sacar (entre 20 y 150 euros). Por el momento, la app ya cuenta con más de 350.000 usuarios.

¿Qué ventajas tiene el cashback para los comercios?  Más allá  de incluir un servicio adicional en su oferta, la principal ventaja del cashback para los comercios es la disminución del efectivo en caja. El hecho de reducir el volumen de dinero en metálico rebaja los costes de manipulación de efectivo, además de disminuir el riesgo que suponer tener grandes cantidades de dinero físico en el establecimiento.

Hemeroteca

Finanzas personales
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad