Cómo te afectará la sentencia de las cláusulas suelo (aunque no tengas hipoteca)

stop

Los bancos empiezan a recortar el tipo de interés que pagan por depósitos y la remuneración de las cuentas corrientes. Se aproxima la escalada de las comisiones

Protesta de afectados por las cláusulas suelo en Madrid.

Barcelona, 14 de enero de 2017 (09:30 CET)

La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) a favor de la devolución de los importes cobrados de más por la cláusula suelo supone un duro golpe para la banca. En total, se estima que las entidades deberían devolver unos 4.200 millones de euros a los clientes, por lo que tendrán que hallar una fórmula para cuadrar sus presupuestos. Sin embargo, no sólo los bancos españoles deberán preparar sus bolsillos para hacer frente al fallo del TJUE, sino que, también los clientes asumirán las consecuencias, aunque no tengan hipoteca.

Durante las últimas semanas, se ha presenciado una notable bajada en el interés de algunos depósitos, que se podría atribuir a las consecuencias que tendría la sentencia para los bancos. De hecho, uno de los depósitos más rentables del momento, el depósito Gasol de Banco Popular (una de las entidades más afectadas por la sentencia), bajó la rentabilidad del 4,75% al 4% TAE; o Banco Caminos, que ha disminuido el interés del depósito creciente del 0,42% al 0,36% TAE.

Lo mismo ha ocurrido con las cuentas remuneradas, que si ya rentaban en mínimos, ahora el interés será notablemente menor. Un claro ejemplo ha sido la cuenta de ahorro WiZink, que pasa de ofrecer el 0,75% al 0,50% TAE. Y los efectos no sólo se encuentran en la rentabilidad que se podría conseguir con el banco: la subida generalizada de comisiones se podría acelerar, ya que la baja rentabilidad del negocio bancario ha provocado que muchos se planteen un aumento de las comisiones de sus productos.

Además, la sentencia de la cláusula suelo y las cantidades de dinero que tendrían que devolver los bancos a sus clientes, podría avanzar la llegada de la política basada en cobrar comisiones por los servicios prestados, una acción que afectaría automáticamente a todos los clientes, tengan o no hipoteca.

Los más afectados, los clientes con hipoteca

Sin embargo, los que notarán más los efectos serán los clientes con hipoteca. De hecho, no está claro que todos puedan recuperar el dinero pagado de más. Muchas entidades ya se han sentado a negociar con sus clientes y a proponerles acuerdos para evitar la demanda. Las propuestas más comunes son rebajar el interés de la hipoteca, ofrecer plazos de amortización más cortos o cambiar el tipo de interés de variable a fijo. Eso sí, los clientes que acepten alguno de estos tratos podrían perder la opción de reclamar el dinero de la cláusula suelo. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad