Contrarreloj contra el ébola: la vacuna no estará lista antes de 2015

stop

La OMS estima que es el plazo más optimista y valora positivamente los resultados de ZMapp, el fármaco que utilizará el religioso Miguel Pajares

Un hombre utiliza guantes al saludar para evitar un posible contagio del ébola | EFE

10 de agosto de 2014 (10:09 CET)

Una vacuna contra el virus del Ébola. Ese es el gran reto de los laboratorios y de la Organización Mundial de la Salud tras la epidemia que está sacudiendo el África Occidental. El nuevo brote ha disparado todas las alarmas y ha puesto el virus en el mapa mediático.

Hasta ahora, los casos de infección se concentraban en el África Central. Las farmacéuticas, mientras, seguían con sus investigaciones, pero aunque se acelere el ritmo tras el último brote, la vacuna llegará como mínimo un año tarde.

“Se pueden aplicar procesos de urgencia (...) para que a lo largo del año 2015 se disponga de una vacuna que se pueda utilizar”, aseguró Jean-Marie Okwo Bélé, director del departamento de inmunización y vacunas de la OMS, a una radio francesa.

El suero de Pajares

Okwo se refirió al medicamento experimental que este sábado llegó a Madrid procedente de Ginebra para tratar al religioso infectado Miguel Pajares. El suero ZMapp “se ha usado de manera precipitada, pero parece dar resultados excelentes”, indicó el directivo de la OMS, quien lamentó que aún no haya suficiente cantidad de ese producto “para utilizarlo sobre el terreno, donde está la epidemia”.

El escenario que radiografía Okwo Bélé es el del esfuerzo por encontrar soluciones a la epidemia cuanto antes, pero también el de un esfuerzo contrarreloj que ya llega tarde, después de que el ébola haya provocado la muerte a 961 personas en los países afectados, según datos de la OMS.

Los laboratorios británicos en cabeza

En esa carrera, los más adelantados son los británicos. La farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK) es el laboratorio que tiene más avanzado el desarrollo de la vacuna, que ha probado en animales “con resultados excelentes”, agregó Okwo Bélé.

“Pensamos en el mes de septiembre para iniciar los ensayos clínicos, primero en Estados Unidos y en un país africano, que es donde están los casos. Habrá que determinar que las vacunas no entrañan efectos nocivos, que la respuesta inmunológica es excelente y determinar las dosis”, explicó.

Si los hallazgos son positivos, añadió, la vacuna puede llegar al mercado el próximo año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad