El fármaco experimental contra el ébola llega a Madrid para salvar a Pajares

stop

Las autoridades sanitarias autorizaron la importación “excepcional” del medicamento, que solo se ha utilizado en dos pacientes

El sacerdote Miguel Pajares

09 de agosto de 2014 (21:00 CET)

El hospital Carlos III de Madrid ha recibido el medicamento experimental que desarrolla una farmacéutica estadounidense para tratar el ébola. Servirá para los cuidados del religioso toledano, Miguel Pajares, infectado por el virus en Liberia.

El fármaco, que se denomina ZMapp, ha sido suministrado únicamente a dos pacientes en Estados Unidos. Está en una fase inicial de su desarrollo, de ahí que todo lo que rodea a su importación a España tenga un carácter excepcional.

Viaje desde Ginebra

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, así lo ha destacado en un comunicado, recordando que la legislación permite el uso de medicamentos no autorizados en pacientes que padecen una enfermedad que pone en peligro su vida y que no pueden ser tratados satisfactoriamente con un medicamento autorizado.

El fármaco se importó desde Ginebra, añadiendo todavía mayor excepcionalidad al procedimiento. Allí se conservaba una dosis, que aterrizó en tierras suizas en el marco de un acuerdo entre el laboratorio que desarrolla el medicamento, la Organización Mundial de la Salud y Médicos Sin Fronteras.

El estado de Pajares

Los familiares de Miguel Pajares han confirmado que sigue estable. Según el hermano del religioso, Emilio Pajares, las noticias son "tranquilizadoras" porque el sacerdote no tiene fiebre y no ha sufrido hemorragias, uno de los principales riesgos del virus, situación que les hace vislumbrar una recuperación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad