Pablo Hernández de Cos, gobernador del banco de españa. Fuente: Efe

De Cos se alinea con la banca y Garamendi sobre la reforma laboral

stop

El gobernador del Banco de España pide a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias que mantengan la reforma laboral para preservar la competitividad

05 de febrero de 2020 (10:01 CET)

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha pedido, en una entrevista con el Financial Times, que el Gobierno español mantenga la reforma laboral dado que los economistas la consideran vital para la recuperación del país. "La economía española aún necesita mantener la competitividad a alto nivel", señala el gobernador al diario financiero.

En su opinión, una reforma del mercado laboral apoyada en 2012 por el anterior Gobierno de centro derecha dio a las compañías mayor flexibilidad para recortar costes después de la crisis financiera. "Dado que es tan difícil desde un análisis empírico desenredar todos estos cambios (puestos por la reforma laboral), si tocas uno, no sabes cuáles serán las consecuencias", afirmó. 

Esta reflexión está muy en línea con la que mantienen los empresarios y los bancos. En las recientes presentaciones de resultados, Ana Botín o José Ignacio Goirigolzarri han pedido que se valore el impacto que puede tener retraer ciertas medidas en el mercado laboral español, que ha logrado gracias a la reforma laboral ser capaz de crear empleo cuando la economía crece a un ritmo menor al 2%.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, también ha rechazado cambios en esta medida, alertando de que podía provocar despidos o una caída en la creación de empleo.

Eje del acuerdo PSOE-Unidas Podemos

El plan para rechazar la reforma es una pieza central del acuerdo de colación entre los socialistas del PSOE y la formación de izquierdas Unidas-Podemos formado el mes pasado, recuerda el rotativo. El actual Gobierno quiere prohibir los despidos por absentismo por enfermedad y limitar el uso de la subcontratación. 

En el acuerdo firmado entre ambas formaciones no se avanzan cambios más profundos, pero la promesa de derogación en la toma de posesión de la nueva ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, adelantando su derogación ha ampliado la preocupación. Nadia Calviño, vicepresidenta económica del gobierno, por el contrario, ha avanzado que la reforma laboral será parcial.

Hernández de Cos señaló al Financial Times que, en su opinión, sería mejor centrarse en asuntos como la reducción de la alta proporción de personas que están con contratos temporales y reducir el desempleo, que actualmente se sitúa en torno al 14%. 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad