De Guindos rebaja la previsión de crecimiento de España

stop

El ministro de Economía sitúa el crecimiento en el 2,7%, en vez del 3% que había calculado el Gobierno. En la asamblea del FMI, aspira a conseguir una ampliación del plazo para reducir el déficit

Luis de Guindos, ministro de Economía

Barcelona, 16 de abril de 2016 (21:01 CET)

El ministro de Economía Luis de Guindos anunció que el Gobierno ha rebajado las previsiones de crecimiento económico del país al 2,7 % para este año y al 2,4 % para el próximo, debido a la "desaceleración global".

De Guindos reconoció que el contexto internacional impide cumplir con los objetivos que se había fijado el Gobierno, de tener un crecimiento del 3 % para este año y del 2,9 % para 2017. El anuncio fue realizado en una conferencia de prensa en la asamblea de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

"Es un cuadro macroeconómico realista", subrayó el ministro, que situó estos nuevos datos en el contexto de la debilidad económica mundial.

Los nuevos cálculos se acercan a las previsiones para la economía de España divulgados por el FMI esta semana, que cifró el crecimiento en el 2,6 % para este año, una décima menos que en enero; y en el 2,3 %, sin cambios respecto a hace tres meses, para el 2017.

Optimismo del ministro

Pese a reconocer que España no podrá crecer en los índices programados, De Guindos dijo que "España ha hecho los deberes, muchas reformas, ha ganado muchísima competitividad". Sostuvo que la española es "una de las economías que más crece", y destacó que en los dos últimos ejercicios se han creado 900.000 puestos de trabajo.

El ministro aprovechó la cumbre del G-20 para negociar con las autoridades de la Unión Europea una extensión del plazo para cumplir con las pautas del déficit, que no debería superar el 3% del PIB para este año. De Guindos no reveló si las reuniones han llegado a buen puerto, pero tiene la esperanza de anunciar el acuerdo en el Congreso la próxima semana.

Panorama con turbulencias

El Banco de España advirtió recientemente de riesgos para el crecimiento como las dudas sobre la economía mundial y la incertidumbre política interna, con los principales partidos apuntando a unas nuevas elecciones ante las dificultades para llegar a un acuerdo de Gobierno.

Esa opinión es la que también sostienen diversos expertos, que creen que si no se emprenden diversas reformas al gobierno (sea del signo que sea) le será muy difícil poder cumplir con los objetivos de reducción de déficit que propugna Bruselas.

El FMI cree que el mundo está entrando en una fase de desaceleración económica, y ha reducido las previsiones de crecimiento globales en dos décimas, al 3,2%. Entre las razones, el organismo financiero cree que se debe a la ralentización de China y el menor crecimiento de países desarrollados como Estados Unidos o Japón.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad