Draghi exige a Rajoy el rescate antes de comprar bonos

stop

El presidente del BCE admite que el organismo ha debatido un plan para adquirir bonos de forma ilimitada pero con una "condicionalidad estricta"

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo

06 de septiembre de 2012 (15:45 CET)

El BCE ayudará y hará lo que sea necesario para proteger el euro. Pero los países con problemas, como España o Italia, deben antes pedir el rescate. La compra de deuda soberana llegará, pero no antes de que se cumpla ese primer requisito, que comportará, además, una “condicionalidad estricta”

Las compras serán, según ha anunciado el presidente del BCE, Mario Draghi, de bonos a uno y a tres años de vencimiento y no se establece un límite a la cantidad que se adquiera. “La cantidad será la adecuada para lograr nuestros objetivos”, ha afirmado Draghi, en una frase, que, de hecho, es casi la misma que la pronunciada hace un mes.

Una de las novedades es que el BCE renuncia a su condición de acreedor preferente, una decisión que puede ser discutida, porque se trata de recursos públicos, que se ponen a la cola de los préstamos de las entidades privadas.

El monstruo de la inflación

El BCE también pondrá en marcha un mecanismo, como apuntaron diversas fuentes a Bloomberg, según el cual el dinero que se ponga en circulación se esterilizará.

Es decir, que se retirará una cantidad de liquidez que pueda ser equivalente a la compra de bonos, para no aumentar la inflación, el gran monstruo que teme Alemania y una de las razones en las que se basa el Bundesbank para rechazar cualquier actuación del BCE.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad