El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. Foto: Efe

El Banco de España pronostica una recesión más dura de hasta el 15,1%

stop

El organismo que lidera Pablo Hernández de Cos empeora en 1,5 puntos en menos de dos meses su peor escenario

Madrid, 08 de junio de 2020 (13:21 CET)

El Banco de España ha actualizado esta mañana sus previsiones macroeconómicas para España, pintando un escenario más negativo que hace apenas mes y medio. El 20 de abril, la institución que gobierna Pablo Hernández de Cos pronosticó que la economía podía contraerse este año hasta un 13,6%. Una previsión que en menos de un mes se le ha quedado pequeña y se ha ampliado hasta el 15,1%. Este es el escenario macroeconómico con el que el BCE ha construido las estimaciones para la zona euro publicadas el pasado jueves.

En sus nuevas expectativas, el Banco de España calcula que la recesión en 2020 será de al menos el 9,1%; es decir que ha dejado el cuadro macroecónomico del Gobierno con un sesgo optimista. El Ejecutivo, a finales de abril, adelantó que la economía se contraría un 9%. El escenario intermedio, la contracción económica sería del 11,6%. Estas contracciones provocarían que la deuda se incrementara hasta el 118% y el 120% del PIB. El Banco de España además adelanta que se mantendrá por encima del 100 por 100 durante los siguientes ejercicios, con el lastre de fuertes déficits.

En el mejor de los casos, el BdE augura que este año se incrementará hasta el 9,5%, mientras que si la economía retrocedería un 11,6%, el desajuste presupuestario 11,2%.

Solo en el mejor de los escenarios, el déficit será inferior al 10%

Respecto al paro, el BdE calcula que, en el mejor de los escenarios, alcanzará el 18,1% en 2020 y, en el peor, se situará en el 23,6%. Además, la institución previene que el problema de desempleo puede cronificarse durante años, ya que, si finalmente la economía española se encaminara hacia las previsiones más negativas, el paro se mantendría por encima del 20% hasta 2022.

Esta circunstancia se produciría en caso de un rebrote. "El escenario de riesgo que contempla una recuperación muy lenta se caracterizaría, precisamente, por recoger implícitamente un resurgimiento significativo de la infección, que requeriría la reintroducción de medidas de distanciamiento social, con un impacto significativo sobre la actividad económica", señala el Banco de España en su informe.

Recuperación incompleta en el verano

El Banco de España augura que la peor parte de la contracción económica se producirá en la primera mitad del año, pero desconfía de que se vaya a lograr una reactivación completa a lo largo del verano. "El repunte del nivel de actividad será incompleto, como consecuencia de los efectos sobre el comportamiento de los agentes de la incertidumbre acerca de la posibilidad de que puedan surgir nuevos brotes de la enfermedad que requieran la reintroducción o el reforzamiento de las medidas de contención, efectos que son más intensos en el escenario de recuperación gradual", apunta en el documento.

La institución cree que el escenario de incertidumbre no va a ayudar a que las familias opten por gastar, sino que tenderán a ahorrar. En el caso de las empresas, las inversiones también podrían verse condicionadas. Dos elementos que pasan factura a nuestro PIB.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad