El BBVA augura un aumento del empleo con bajadas de salarios del 7%

stop

COYUNTURA ECONÓMICA

FG

28 de noviembre de 2013 (17:13 CET)

El día en el que el INE ha confirmado que España ha dejado atrás la recesión, con un aumento del PIB del 0,1% en el tercer trimestre, las entidades financieras han ofrecido sus recetas para crecer con vigor. España comienza a reflejar buenos datos macroeconómicos, pero no se vislumbra un horizonte claro, a menos que se tomen medidas drásticas. Por ello, entidades como el BBVA o La Caixa dejan en evidencia los pronósticos optimistas del Gobierno español.

El servicio de estudios del BBVA considera que los salarios deben seguir bajando, en esa espiral que se ha dado a conocer como una devaluación interna, al no poder devaluar la moneda, que era lo que siempre había hecho históricamente España. Y ha calculado que si los salarios reales, sin contar la inflación, bajan un 7%, el empleo podría crecer un 10,4%, y el PIB, a su vez, aumentaría el 8,3%.

Efectos expansivos

La tesis del banco que preside Francisco González choca con otra interpretación, la de que España está inmersa en una crisis de demanda, y que, por tanto, lo que sería necesario es aumentar la capacidad de compra de los españoles que podría llegar por una bajada no de salarios, sino de la fiscalidad.

El BBVA considera, en cambio, que los salarios se deben adecuar a la productividad. Es decir, que la solución a la crisis no consista, como hasta ahora, en eliminar empleo, sino en relacionar, en aquellos sectores que no son lo suficientemente productivos, el salario con la productividad de las empresas.

Y, según los estudios realizados, y que se han presentado este jueves, una reducción de salarios podría tener efectos expansivos. Según el economista jefe de la entidad, Rafael Doménech, entre el primer trimestre de 2008 y el tercero de 2013, el PIB descendió un 7%, sin embargo el empleo lo hizo en una proporción mucho mayor, y, según la EPA, cayó en un 19%. ¿Qué es lo que pasa? Según Doménech, “cuando la demanda de salarios es menor, mayor es el empleo”.

Pagar las deudas

Claro que los beneficios empresariales, siguiendo esa tónica, la de buscar una reducción de los salarios, también debería caminar en paralelo. Sin embargo, para el BBVA existe un problema, y es que las empresas están muy endeudadas, por lo que necesitan altos beneficios para atender esas deudas. La salida, así, para la entidad financiera, es la reducción salarial, como medida “con efectos más rápidos”, que podría proporcionar “aumentos del PIB, del empleo y de las rentas salariales”, facilitando la salida de la crisis.

En una longitud de onda muy similar se ha pronunciado también este jueves el economista jefe de La Caixa, Jordi Gual, al apostar por un control de costes y un aumento de la competitividad duradero en el tiempo. Según Gual, todo ello debería “continuar y mejorar diez puntos más”, por lo que “se debería mantener cuatro o cinco años más”, con la idea de ir devolviendo los créditos que atenazan a las empresas y a las familias españolas.

Crecer el 0.8% en 2014

En un encuentro con un centenar de empresarios, organizado por la entidad financiera, a través de CaixaEmpresa, Gual ha insistido en ello. Para el economista la economía española aún es vulnerable por la alta deuda pública y privada y el nivel de paro.

El pronóstico de Gual es que España pueda crecer el 0,8% del PIB en 2014, pero con la posibilidad de crecer al 1%, o de quedarse únicamente en el 0,5% en función de la confianza que genere el país.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad