El BBVA sugiere a Mas que “ataque” la estructura del gasto

stop

INFORME DE COYUNTURA

20 de junio de 2013 (19:24 CET)

La economía catalana se está comportando mejor de lo esperado. Lo hace porque las empresas volcadas al exterior están teniendo éxito, porque las exportaciones están mostrando “un grado de resistencia encomiable” y porque el impacto de la recesión en el entorno europeo no es tan perjudicial, en gran parte porque ello ha implicado que las importaciones también se hayan reducido. Pero para Catalunya todo eso no es suficiente.

El BBVA ha elaborado su informe sobre la situación de Catalunya, con la previsión de una caída en 2013 del 1,5% del PIB, pero con una recuperación para 2014 del 0,7%.

Es un crecimiento todavía escaso, pero que marca una cierta salida del túnel. Para Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research, la salida de la crisis podria ser más robusta si Catalunya se concentrara en la estructura de gasto. La Generalitat, a juicio de Cardoso, debería “atacar” la estructura del gasto, porque la vía de los ingresos ya parece agotada.

Buena situación de partida

En el informe se detalla el buen comportamiento de las exportaciones. Una ventaja de la economía catalana es que cuenta con sectores que no están inmersos en procesos de reestructuración. El mejor posicionamiento en términos de capital humano, de I D y de productividad podrían permitir a la economía catalana un mejor comportamiento que la media española.

Pero Cardoso ofrece un análisis que puede ser difícil de aceptar por parte de la ciudadanía, y que este economista no duda en situar en el plano del debate político.

¿Más ingresos o más gastos?

El informe considera que los niveles actuales de gasto “deberían ser suficientes para mantener estándares aceptables para el suministro de los servicios básicos de titularidad autonómica”. Es una afirmación genérica sobre las finanzas de las autonomías. En el caso de Catalunya se concluye que los desequilibrios actuales “provienen casi exclusivamente por el lado del gasto”. Porque, por la vía de los ingresos, se ha percibido “una evolución relativamente más favorable durante el periodo de análisis y se sitúan siempre por encima de la media nacional, mientras que el gasto sobre el PIB experimenta un elevado crecimiento”.

¿Problema? La Generalitat está acometiendo, por ahora, una reducción del gasto coyuntural, con el objetivo de paliar como sea la situación. Con la venta de inmuebles que aporten ingresos. “Pero hay un momento en el que ni puedes privatizar nada más, ni vender más inmuebles”, asegura Cardoso, que insiste en que la reducción del gasto impacta “menos” en la economía que el incremento de impuestos.

Debate político

Y si se quiere lo contrario, el economista jefe del BBVA Research propone que se discuta y que sea cada sociedad quien acuerde qué quiere pagar y qué quiere recibir a cambio.

Ese debate en Catalunya lo propuso en su día el ex conseller de Economía Antoni Castells. Y lo ha sugerido el President Artur Mas. Pero se sigue sin abordar.

Previsiones con un déficit menor

Pese a todo, el informe del BBVA se ha realizado con presupuestos macroeconómicos que pueden ser ya antiguos. La caída del PIB para 2013 de un 1,5% se ha calculado con una previsión de déficit del 1,2%, que será mayor, tal y como sigue negociando el Govern de Artur Mas con el Gobierno central, y que se podría acercar al 1,8% o 1,9%.

Y el crecimiento del 0,7% del PIB para 2014 se ha previsto con un déficit del 1%. Con las necesarias modificaciones en esas cifras, ni la caída de 2013 será tan elevada, ni el crecimiento para 2014 tan modesto. Pero Cardoso avisa que esa deuda que se acumulará se deberá reducir en el tiempo, y augura un lento proceso de desendeudamiento, que no permitirá, por ahora, que Catalunya pueda financiarse en los mercados internacionales.

La deuda, el principal problema

El problema principal es que, guste o no, se debe reducir la deuda para liberar recursos que se gastan ahora en el pago de intereses. Y es que la Generalitat tiene una deuda del 25,9% de su PIB y alcanza casi los 51.000 millones de euros.

Cardoso se ha mostrado favorable, sin embargo, al déficit autonómico a la carta. Y ha propuesto que el déficit primario, sin contar los intereses de la deuda, sea igual para todas las autonomías, y luego, en función del endeudamiento de cada una, se permita un mayor margen.

Eso sí, y aunque debería ser lo principal, el paro apenas se reducirá en 2014. El crecimiento será insuficiente como para poder reducir el desempleo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad