El BCE comprará 50.000 millones mensuales de deuda

stop

ESTE JUEVES, PRIMERA REUNIÓN MONETARIA DEL AÑO

Fotografía tomada con velocidad de obturación lenta que muestra el símbolo del Euro en Fráncfort, Alemania

Barcelona, 21 de enero de 2015 (16:50 CET)

El Banco Central Europeo (BCE) anunciará previsiblemente este jueves un programa de compra de activos, que incluirá deuda soberana, al que destinará alrededor de 50.000 millones de euros mensuales a estas adquisiciones, y tendrá una duración de al menos un año, según el diario Wall Street Journal.

Fuentes conocedoras del programa aseguraron al periódico norteamericano que el Comité Ejecutivo del BCE se reunió el martes pasado para diseñar esta propuesta que será la base sobre la que negociarán los 25 miembros del Consejo de Gobierno este jueves.

Primera reunión de política monetaria del año


Las fuentes consultadas por el Wall Street Journal han subrayado que la cantidad final destinada a la compra de activos --públicos y privados-- y los detalles del programa podrían cambiar después del debate que tendrán todos los miembros del Consejo de Gobierno en la primera reunión de política monetaria del año.

Sin embargo, la propuesta del Comité Ejecutivo indica que el BCE podría actuar de una forma más agresiva de la que los mercados financieros estaban esperando. El objetivo es facilitar liquidez para que la economía se relance y suba algo la inflación.

Las previsiones entre los analistas se han centrado en la posibilidad de que el programa de compras del BCE alcance los 500.000 millones, aunque el WSJ considera que rozará los 600.000 millones. Un portavoz del Banco Central Europeo rehusó comentar esta información publicada por Wall Street Journal.

La filtración a pocos minutos del cierre de los mercados --desde fuentes próximas al BCE-- de que el programa de compras se mantendría hasta alcanzar el billón de euros hizo que las bolsas dieran un giro de última hora y cambiaran pérdidas por ganancias.


Merkel advierte a Draghi


La canciller alemana, Angela Merkel, ha defendido hoy la independencia del BCE y ha expresado su confianza en que la entidad no enviará señales que pudieran debilitar el proceso de reformas estructurales.

"El BCE no ha tomado ninguna decisión aún", dijo Merkel en una conferencia de prensa en Berlín al ser cuestionada sobre el posible anuncio este jueves de un plan de expansión cuantitativa por parte de la institución. "Ha habido mucha especulación (al respecto)", añadió.

Señales inequívocas


"En segundo lugar, el BCE es independiente(...) Es importante para mí, como política, que se eviten señales que pudieran percibirse como un menoscabo de la necesidad de acometer reformas estructurales y de mayor cooperación política y económica entre los países de la zona euro".
"Eso debe de contrarrestarse. Tendremos que esperar y ver", añadió.

Alemania considera que sería un error que el programa de compras del BCE supusiera, en el fondo, que los países que hacen sus deberes no pagaran intereses más altos por su deuda que aquellos que sí han hecho las reformas.
 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad