El Círculo de Economía pide a Montoro otro 'café para todos'

stop

Costas demanda que las exigencias catalanas no se resuelvan de forma bilateral y que se tengan en cuenta al resto de autonomías

El presidente del Círculo en una conferencia

22 de julio de 2014 (13:39 CET)

“Montoro podría decir después de mi intervención que jugar en casa a veces no es sencillo”. Así se ha expresado el presidente del Círculo de Economía, Antón Costas, tras la lista de demandas que el empresariado catalán ha entregado al titular de Hacienda, Cristóbal Montoro. El mensaje de los ejecutivos ha sido claro: “Es necesaria más valentía política [en la reforma de la financiación autonómica]”.

Con el auditorio lleno hasta la bandera, el Círculo ha reclamado a Montoro que no se demore más en iniciar la modificación. Las demandas catalanas, con el proceso nacionalista de telón de fondo, han abierto la caja de Pandora. Pero el problema catalán no se puede resolver de forma bilateral, según Costas. “Se vería como un privilegio abusivo por el resto de las comunidades”, ha reconocido.

Ordinalidad sensata y solidaridad equitativa

No es sólo una cuestión estética. Modificar las condiciones catalanas no impactaría en la reducción del déficit, el verdadero problema. Por ello, para los empresarios del Círculo es necesario echar mano del espíritu del café para todos para acometer sin dilaciones una reestructuración de las aportaciones y transferencias económicas entre comunidades con dos principios: ordinalidad sensata y solidaridad equitativa.

“Yo soy del Celta, y no me parecería justo que por un reparto solidario quedara al final por encima del Barça o del Madrid cuando está muy lejos de estos clubs”, ha ejemplificado Costas en su faceta más doctrinal. Demanda tanto que el reparto sea más justo, según las aportaciones de cada uno, como que las comunidades, incluso con un sistema propio, inyecten más al sistema. Ejemplos: País Vasco y Navarra.

Consolidar la recuperación


Por otro lado, el Círculo ha dado un toque de atención al ministro por las proyecciones económicas entre los ejercicios 2017-2020. “Casi dan un encefalograma plano”, recuerda Costas. Por lo que también se exigen políticas que consoliden la recuperación con una mayor consciencia en una fiscalidad que no dinamite la cohesión social. “En los últimos tiempos incrementa la percepción de que Hacienda no somos todos”, indica.

“Nuestro sistema tiene problemas de eficiencia en la recaudación y genera demasiado dolor cuando extrae las rentas”, ha añadido. La solución propuesta: un mayor control del fraude y limitar la multitud de exenciones y desgravaciones fiscales vigentes. “Falta valentía política”, ha reprochado el presidente del Círculo de Economía.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad